Comienza la primera fase de señalización vial para peatonalizar la zona centro de Jaén

​Para ello se han consensuado y escuchado propuestas y sugerencias aportadas desde los representantes de la Federación de Asociaciones Vecinales y de la Asociación Provincial de Empresarios de Transporte de Mercancías (Asotramer)
|



La Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes del Ayuntamiento de Jaén, a través del equipo técnico de Tráfico y Señalización Vial dependiente de la Jefatura de Policía Local, ha puesto en marcha los trabajos para la ordenación del tráfico y señalización vial en la zona centro de la capital.


Estas medidas de peatonalización y semipeatonalización afectarán a las calles situadas en la zona centro de la capital, dentro del siguiente perímetro urbano: Plaza de los Jardinillos, calle Doctor Eduardo Arroyo, calle Los Álamos, plaza de San Francisco, calle Ramón y Cajal, calle Manuel Jontoya, calle Ejido Alcantarilla, calle Fuente de Don Diego, calle Adarves Bajos, calle Puerta del Ángel, calle Vergara, calle del Rastro y calle Madre Soledad Torres Acosta.


La primera fase de señalización comienza tras diversas reuniones de trabajo en las que se ha dado a conocer el plan inicial de reordenación del tráfico, donde se han consensuado y escuchado propuestas y sugerencias aportadas desde los representantes de la Federación de Asociaciones Vecinales y de la Asociación Provincial de Empresarios de Transporte de Mercancías (Asotramer).


El plan de reordenación del tráfico contempla, como medida principal, la prohibición desde este momento de ocupación de los acerados o cualquier otro espacio de uso exclusivo peatonal mediante el estacionamiento de ciclomotores y motocicletas en la zona centro.


En consecuencia, quedará suprimida la zona de estacionamiento reservado para motos existente en la Plaza de San Francisco y Calle Cronista Cazabán, señalizándose reglamentariamente la calle Muñoz Garnica como zona de estacionamiento reservado para motos (ciclomotores y motocicletas), mientras que en las dos zonas de carga y descarga existentes en esta vía, fuera del horario de utilización para tales faenas, se podrá utilizar para el estacionamiento por vehículos de dos ruedas.


También se regula el estacionamiento en las zonas de estacionamiento limitado para carga y descarga dentro del perímetro de la zona centro, del tal manera que el horario autorizado para las operaciones de carga y descarga de mercancías será de 8.00 a 11.00 horas, excepto la carga y descarga situada en el muelle del Mercado de San Francisco que, por su naturaleza, se amplia de 8.00 a 12.00 horas. Fuera de estos horarios el estacionamiento de cualquier tipo de vehículos estará prohibido dentro de las siguientes zonas de estacionamiento limitado para carga y descarga: Plaza de San Ildefonso, calle Teodoro Calvache, calle Cronista Cazaban, plaza del Pósito y calle Joaquín Tenorio


Igualmente en todo el trazado de la calle Toro y calle Batería del barrio de San Ildefonso quedará prohibida la parada y el estacionamiento de vehículos.


El concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, Juan Carlos Ruiz, ha manifestado que el plan de ordenación del tráfico y señalización vial que acaba de iniciarse “continuará con la adopción de otras medidas de manera progresiva, las cuales contribuirán a un tráfico más fluido y reducción de la presencia del vehículo privado por la zona centro, lo que hará mucho más seguro y atractivo el transito peatonal”.


Ruiz ha asegurado estar convencido de que el proyecto de peatonalización y semipeatonalización de la zona centro de la ciudad “beneficiará a todos, peatones, comerciantes y también a los conductores, pues se verá también reducida la contaminación acústica y ambiental y los espacios libres de vehículos tendrán mejor imagen y despertarán mayor atención”.


A partir del próximo lunes, 15 de mayo, las zonas afectadas por la nueva ordenación del tráfico y señalización vial, tendrán una especial atención por parte de los agentes de la Policía Local, al objeto de vigilar que se cumplan los mensajes y mandatos a los que obliga la nueva señalización vertical y horizontal reglamentariamente establecida.