La Red Anti-Rumores de Jaén se presenta para luchar contra los prejuicios sociales

La delegada del Gobierno, ​Ana Cobo, destaca esta iniciativa que impulsa la Junta en la inauguración de una jornada con la participación de entidades y colectivos de la provincia
|



La Delegación del Gobierno ha acogido un encuentro de la Red Anti-Rumores de Jaén con la participación de responsables de una veintena de entidades y colectivos sociales de la provincia. La delegada del Gobierno, Ana Cobo, que ha inaugurado esta jornada de trabajo, ha explicado que se trata de una iniciativa que impulsa la Junta de Andalucía a nivel regional desde la Dirección General de Políticas Migratorias, con la colaboración de entidades y organizaciones no gubernamentales “que trabajan por la integración y con personas expertas en inmigración”.


“Pretendemos desmontar falsos rumores, estereotipos que no tienen ningún sentido y que simplemente se generan por el color de la piel o el lugar de procedencia de una persona. Y para ello necesitamos la colaboración de la sociedad”, ha subrayado. A este respecto, ha agradecido la labor que está desarrollando en este proyecto las entidades adheridas en Jaén y que son CCOO, Solidarios Sport Linares y Poblado Mundo.


Con respecto al colectivo inmigrante en la provincia, Cobo ha detallado que se encuentran censadas 17.000 personas, procedentes mayoritariamente del continente africano, al que le siguen aquellos originarios de otros países europeos y americanos. “Queremos actuar favoreciendo actitudes y percepciones más positivas e integradoras sobre la diversidad cultural en su entorno para conseguir una sociedad en paz y más justa, que favorezca la integración social y laboral de estas personas”, ha incidido.


El Gobierno andaluz impulsa esta iniciativa con la creación de esta red de agentes anti-rumores por toda Andalucía compuesta por organizaciones sociales, personas expertas en migraciones y personas comprometidas en la construcción de sociedades más justas.


El proyecto tiene un doble objetivo: por un lado, profundizar en la línea de colaboración con el tercer sector llevando a cabo actuaciones conjuntas que favorezcan la inserción social y laboral de las personas inmigrantes; y de otro, aportar a la sociedad civil información contrastada sobre la población de origen inmigrante, sensibilizando e intentando modificar los imaginarios y falsas concepciones existentes en torno a la inmigración.