La PAH denuncia el trato degradante que ha sufrido una familia de la capital

Solicitan a la oficina antidesahucios del Ayuntamiento de Jaén que medie con Cajasur para negociar un alquiler en una vivienda del fondo social que tiene la misma en la capital
|


No fueron avisados por la entidad bancaria, propietaria de la vivienda, de que tenían que abandonarla en una fecha límite y en dos ocasiones no les fue permitido poner una denuncia en la comisaría de policía, para poner en conocimiento de la misma que su vivienda había sido blindada y que sus pertenencias estaban en el interior del inmueble al que no podían acceder.


Estrella y Matías son una familia joven con dos hijos que hace tres meses ocuparon una vivienda en el Polígono del Valle, que abandonada por su propietario: Cajasur. Una vivienda que la PAH de Jaén solicitó su alquiler para esta familia durante el mes de marzo y que después de requerirnos una nota simple de la finca en cuestión y de varias insistencias por nuestra parte la respuesta por correo electrónico fue que solo se accedería al alquiler social a través del fondo social, siempre que los ocupas fueran los demandados, propietarios de inmueble en su momento.


Poco después, el 3 de abril, la puerta apareció blindada aprovechando que la familia estuvo unos días fuera visitando a un familiar enfermo en la localidad de Linares. El día 7 la portavoz de la plataforma junto con la pareja intenta poner una denuncia en la comisaría de policía para que el hecho fuera de su conocimiento. Le comunican que no tienen internet y que no se puede poner la misma. Intentan averiguar quién ha blindado la puerta al no tener comunicación alguna al respecto del abandono de la vivienda. El día 18 se dirigen a los juzgados quienes afirman que no existe orden judicial de desalojo alguno en ese domicilio. Vuelven a intentar denunciar en comisaría donde les indican que esa denuncia se debe poner en los juzgados.


Cansados de ir de un lado a otro el día 21 se dirigen junto a una educadora amiga a Cajasur para pedirles que les dejen sacar sus enseres: medicinas, ropa, alimentos…El trato dispensado es prepotente y en labios de la educadora, hubiera sido peor si no hubieran sido acompañados por ella. Hacen la petición por escrito y en la semana del 24 de abril, ante la llamada de la educadora a la entidad, el día dos de mayo la entidad les abre la puerta para que puedan retirar sus pertenencias, no sin ser “acompañados” en la mañana de ese día por una alta carga de policía local, medida que valoramos totalmente desproporcionada.


“Es grave no haber sido avisados para que abandonaran la vivienda en un fecha determinada y haberles dejado sus enseres dentro pero es rastrero haberlo hecho justo después de que la PAH de Jáen nos pusiéramos en contacto con Cajasur para intentar negociar un alquiler” se lamenta la portavoz Ana Cárdenas. “Es muy lamentable que desde hace un año exista una oficina municipal antidesahucios y que no hayan mediado en ningún caso de desahucio ni hayan puesto en marcha ninguna acción al respecto” continua afirmando Cárdenas.


“El ayuntamiento debe mediar con Cajasur para negociar un alquiler para esta familia en los pisos del fondo social que tiene la entidad bancaria en la capital. No habrá verdadera política municipal ni proclamación responsable de derechos en esta ciudad si no es defendiendo a los más necesitados, aliviando su sufrimiento y restaurando su dignidad. Esto es lo decisivo políticamente hablando. Si los responsables de vivienda no están dispuestos a acompañar estas situaciones deberían irse” concluye la portavoz.


Desde el día 3 abril la familia desahuciada, 4 miembros, viven con la familia del padre de cuatro miembros también en un piso pequeño, durmiendo en el salón. Esta es la situación de muchas familias de Jaén provocada por los desahucios, por la falta de alternativas habitacionales y por la nula política social de vivienda.


“Esta situación en inaguantable. No podemos seguir viviendo así. Necesitamos un alquiler y le pedimos al ayuntamiento y a Cajasur que nos ayuden a buscarlo. Sabemos que la oficina está para eso, para buscar alquileres y para parar desahucios. A nosotros todavía no nos han ayudado y confiamos en que lo hagan” afirma Estrella.