Duro traspiés del Jaén Paraíso Interior FS en Valencia

​El equipo amarillo consuma su tercera derrota consecutiva tras perder por dos a uno en la pista de Levante. Dos goles de Cecilio le dieron los tres puntos a los granotas.
|

C7tg5iXkAArQb


Nuevo tropiezo del Jaén Paraíso Interior FS, está vez en la difícil cancha de El Cabanyal, donde los jienenses han caído en sus dos visitas de esta temporada. La falta de Daniel Rodríguez y las numerosas imprecisiones de cara a puerta, claves.


Las gradas de El Cabanyal presentaron una muy entrada para recibir a los amarillos. El público se ensalzó muy pronto con los andaluces, creando un clima cálido. En el primer tramo de partido, posesiones largas de Jaén y contras de Levante que Dani Cabezón consiguió repeler.


La más clara cayó para los locales. Pizarro se encontraba encarando al ceutí y cuando el balón parecía superarle, su pie respondía para enviarlo a córner. Los amarillos se defendían con largas posesiones y con jugadas de pívot. Mauricinho y Solano eran los protagonistas con sus giros pero la puntería no estaba de su lado.


Pasados los diez minutos, Levante realizó una rotativa, quedándose Cecilio sin marca, rematando a placer la asistencia de Jé. Con el gol, los jienenses cogieron el timón del partido y disputaron sus mejores minutos. El premio se haría de esperar y llegaría a falta de 30 segundos del descanso. Estrategia desde un libre directo que remataría Solano a gol. Con el uno a uno, descanso en el Cabanyal.


La segunda mitad comenzó con fuerza. El encuentro se volvió rápidamente de ida y vuelta, de donde salió un beneficiado, el conjunto local. Suyas fueron las ocasiones y hasta en dos ocasiones el palo repelió el tiro.


El encuentro se tintaba negro y es que Jaén apenas se asomaba por la meta de Yeray, hecho que en la primera mitad si sucedió. Levante conseguía intimidar a los jienenses pero Dani Cabezón actuó de maravilla.


Pasada la media hora de juego llegaría el segundo de Cecilio, en el que nada pudo hacer el ceutí. Rápidamente el portero jugador amarillo estaba en pista y Levante replegado. Chino causó peligro con un potente disparo en un rechace y poco más. Al final, derrota de Jaén en un "maldito" Cabanyal.