Jaén se suma a la iniciativa "La Hora del Planeta"

​Los edificios públicos de la Junta en Jaén se quedarán mañana sábado sin iluminación desde las 20.30 hasta las 21.30
|


La Delegación del Gobierno andaluz en Jaén junto al resto de Delegaciones Territoriales se sumará hoy sábado día 25 de marzo a la ‘La Hora del Planeta’, una campaña de sensibilización ambiental promovida por WWF para concienciar a los ciudadanos contra los efectos del cambio climático con el simple gesto de apagar la luz durante una hora. De esta manera, los edificios públicos de la Junta se quedarán sin iluminación desde las 20.30 hasta las 21.30, una medida que es también una apuesta por el uso de las energías limpias. Con esta iniciativa se pretende también implicar a la sociedad para que a través de pequeños cambios se pueda construir un futuro basado en energías limpias y a favor del planeta.


La administración andaluza en Jaén se adhiere así a esta iniciativa mundial nacida en Sidney (Australia) en 2007, que se inscribe en el compromiso adquirido por el Gobierno de la Junta para minimizar los efectos del cambio climático. Ejemplo de ello es que la Junta de Andalucía ha sido una de las primeras administraciones públicas en desarrollar programas dirigidos a combatir este fenómeno global. Así desde 2002 Andalucía cuenta con una estrategia que ha servido como base para la aprobación de planes de mitigación y de adaptación dirigidos a luchar contra el cambio climático en el territorio andaluz, uno de los más vulnerables de Europa.


El carácter pionero de las iniciativas adoptadas por el Gobierno andaluz en esta materia, que se plasmará en la futura Ley Andaluza de Cambio Climático, se abordarán en el Congreso Internacional sobre Cambio Climático SOCC2017 que tendrá lugar en la ciudad de Huelva el próximo mes de mayo y que congregará a expertos y personalidades relacionadas con el cambio climático, el desarrollo sostenible y la defensa de la naturaleza.


Cabe destacar que la campaña ‘Apaga la luz, enciende el planeta’ de WWF fue galardona por la Junta en 2010 con el Premio Andalucía de Medio Ambiente, en la modalidad de mejor proyecto contra el cambio climático.