Diputación inaugura un nuevo campo de fútbol para Bedmar y Garcíez

​Francisco Reyes y el alcalde de Bedmar, Juan Francisco Serrano han acudido a esta inauguración. Según Diputación, ambas instituciones han invertido más de 550.000 euros a través de diferentes planes.
|


Los habitantes de Bedmar y Garcíez podrán disfrutar a partir de ahora de un nuevo campo para hacer deporte. Se trata de una pista de fútbol 7, que han inaugurado Francisco Reyes y el alcalde de Bedmar, Juan Francisco Serrano, unas instalaciones que permiten ampliar los equipamientos deportivos de esta localidad y en cuya construcción "ambas instituciones han invertido más de 550.000 euros a través de diferentes planes".



En esta inauguración, Reyes ha subrayado la colaboración de la Diputación con los ayuntamientos de la provincia “para que los municipios jiennenses, entre ellos Bedmar y Garcíez, dispongan de servicios e infraestructuras de primer nivel para que sus habitantes puedan disfrutar de una calidad de vida digna”. Al respecto, ha puesto el acento en “la importancia de la práctica deportiva y en la implantación de hábitos saludables, para lo que es necesario contar con instalaciones adecuadas como este campo de fútbol 7 que, además, servirá para que equipos de la localidad puedan entrenar y competir”. De hecho, en el acto celebrado para inaugurar estas instalaciones han tenido un papel protagonista tanto la Escuela Municipal de Deportes como el equipo de fútbol sala de la localidad, al que se ha rendido un homenaje.


La ubicación de esta nueva infraestructura es cercana a la piscina municipal y al pabellón polideportivo, así como a la pista de tenis, el gimnasio y la pista de pádel de la localidad. Según ha informado Diputación en un comunicado, "su construcción, ejecutada en un terreno dedicado antiguamente al cultivo de cereal, ha requerido realizar un importante movimiento de tierras para solventar el desnivel existente, de hasta 12 metros. De esta forma, se ha retirado tierra de una de las mitades y se ha rellenado la otra, construyendo varios muros de contención para sostener el terreno. Además, el campo está ubicado sobre una capa de agua subterránea que ha hecho necesario construir unos cimientos que faciliten el paso del agua".


Las instalaciones se completan con una valla perimetral de cuatro metros de alto y un sistema de iluminación con cuatro torretas en las cuatro esquinas del recinto, así como luminarias en los muros del perímetro. Además, respecto al riego del campo, de césped artificial, se ha instalado un sistema de aprovechamiento de aguas de lluvia, ya que las instalaciones atraviesan un cauce de aguas pluviales, algo que ha hecho que sea necesario construir un puente.