Siles es proclamado "municipio libre del impuesto de Sucesiones y Donaciones"

​El PSOE votó en contra de esta iniciativa bajo la mentira de que este impuesto es solo para ricos, puesto que según aseguraron los dirigentes socialistas es “algo que ya se ha demostrado ser absolutamente falso”
|



El ayuntamiento de Siles ha aprobado una moción presentada por el Partido Popular gracias a la cual se ha proclamado Siles ‘municipio libre del impuesto de Sucesiones y Donaciones en el ámbito familiar’, un impuesto de naturaleza injusta, por el doble gravamen que supone para el contribuyente, en vida y muerto.


El objetivo, según ha explicado el alcalde de Siles, Francisco Javier Bermúdez, era “mostrar nuestro rechazo a la situación que vienen sufriendo a este respecto tantas familias de nuestra ciudad”. Eso sí, la moción salió adelante a pesar del voto en contra del Partido Socialista bajo su “único y absurdo discurso de que este impuesto es un impuesto solo para ricos”.

Además, con la aprobación de esta moción se instará a la Junta de Andalucía a llevar a cabo una bonificación progresiva de este impuesto hasta llegar a un 99% de bonificación, “para acabar con una desigualdad y una discriminación que convierte a los andaluces en españoles de segunda frente a los residentes en autonomías en las que no existe este impuesto”. Igualmente se instará a la Junta de Andalucía a impulsar, una vez modificado este impuesto, el retorno del éxodo fiscal.


Bermúdez ha recordado que el Partido Popular andaluz lleva ya 13 años presentando continuas iniciativas en el Parlamento de Andalucía solicitando un proceso de modificaciones y mejoras del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que finalmente lo reducirían, en el ámbito familiar, a una tributación simbólica del 1% a efectos de control y lucha contra el fraude fiscal. “Ha sido también nuestra formación la que ha dado la batalla en la calle contra este impuesto”, contando con el respaldo ciudadano a través de miles de firmas. Concretamente, ha añadido el primer edil sileño, “han sido más de 330.000 andaluces” los que se han sumado a la campaña de recogida de firmas del Partido Popular andaluz #Hereda100x100. Para Bermúdez, es evidente que existe un clamor popular contra este impuesto injusto y discriminatorio con las clases medias y trabajadores por el hecho de vivir en Andalucía.


Curiosamente, junto a Andalucía, el resto de Comunidades Autónomas que sufren un gravamen desorbitado de este impuesto –Extremadura, Asturias y Aragón – “están todas ellas gobernadas por el PSOE” y, mientras los socialistas “siguen engañando a la población asegurando que es un impuesto solo para ricos, nos encontramos diariamente con el caso personas que han pasado toda su vida trabajando y tributando para que a su muerte la Junta de Andalucía vuelva a recaudar por lo que tanto sacrificio les ha costado dejar a sus familiares”, ha manifestado.


En nuestro país, el Impuesto de Sucesiones es de competencia autonómica desde 1987. De esta forma la Junta de Andalucía en el ejercicio de sus competencias ha provocado un agravio comparativo a las familias andaluzas respecto a familias de otras Comunidades Autónomas en las que se ha regulado unas disposiciones que contemplan un mejor tratamiento fiscal, especialmente en el ámbito familiar. A causa de este impuesto, Andalucía está también sufriendo la emigración fiscal, con el perjuicio que esto supone. “Crecen los traslados de residencia con la única intención de rebajar esta carga, sucediéndose y aumentando los cambios de domicilio a efectos tributarios, no reales”, ha asegurado el alcalde de Siles.


Además, “no podemos olvidar que han sido ya muchas las familias que han tenido que renunciar a su herencia por no poder pagar este impuesto”. Según el Consejo General del Notariado las renuncias de herencias en Andalucía se han disparado un 322% entre 2007 y 2014. Andalucía sobresale como el territorio de España donde más subió este registro, muy por encima del incremento nacional. También este problema está empujando a muchos herederos a malvender los bienes que reciben para cumplir con sus obligaciones fiscales.


Con la finalidad de reducir de manera responsable, progresiva y gradual la tributación que los andaluces soportan por este impuesto y acercarlas a los mejores tratamientos fiscales que se dan en otras autonomías españolas, desde el Grupo Parlamentario Popular andaluz se presentó en febrero de 2016 una Proposición de Ley relativa a las medidas tributarias en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Andalucía. En ella se establecía un desarrollo normativo sobre Sucesiones y Donaciones que incorporaba mejoras en los beneficios fiscales que se aplican en derecho de las situaciones personales del sujeto pasivo y del grado de parentesco con el causante o donante, especialmente entre padres, hijos y cónyuges. “Finalmente se incorporaría progresivamente una bonificación en la cuota tributaria de hasta el 90% que supondría la práctica supresión del impuesto en el ámbito familiar, en la misma medida que en otras Comunidades Autónomas”, ha finalizado Bermúdez.