El PSOE denuncia que el PP refinancia la deuda porque no puede pagar los intereses

Manolo Fernández ha pedido la retirada del presupuesto, “un desastre que no responde a las necesidades de la gente y que tampoco sirve para afrontar la deuda financiera, a pesar de que se dedican a ello 43 millones de euros”
|



El PSOE denuncia que el PP refinanciará a 10 años más de 12 millones de euros correspondientes a cinco préstamos a largo plazo porque no puede afrontar siquiera la devolución de los intereses de 2017. El equipo de Gobierno municipal se acoge así a un nuevo fondo estatal de ordenación con el que disponer de dinero para amortizar intereses de préstamos solo de este año, que no del total por el que se firmaron, fondo que también habrá que devolver y con nuevos intereses. La cantidad que se refinancia equivale a, por ejemplo, dos veces el presupuesto de un área como la Gerencia Municipal de Urbanismo.


La medida, que se ha llevado a la Comisión de Hacienda de hoy, se aprobará en un pleno extraordinario como punto único. “El PP nos propone endeudarnos de nuevo para pagar deuda, ni una sola medida de contención del gasto ni de gestión al más alto nivel para reducir el lastre financiero del Ayuntamiento”, señala Manolo Fernández, portavoz socialista en el Consistorio. En este sentido, el portavoz explica que el PSOE ha pedido como primera medida “de puro y lógico orden” que se retire el presupuesto de 2017, aún no aprobado. “Son unas cuentas que no nos cansamos de repetir que no responden a las necesidades de la gente, de los vecinos, pero es que ya ni siquiera permiten afrontar la devolución de la deuda con los bancos, ya que el PP ha reconocido en la Comisión que la partida de 43 millones de euros prevista en él para amortizaciones de préstamos ya es insuficiente para atender los nuevos gastos que se están generando”. “En resumen un 30% del proyecto del presupuesto ya se destinaba a saldar deuda con los bancos y esta cifra se nos ha quedado pequeña antes incluso de aprobar las cuentas. Es demencial”, ha dicho. Para el portavoz, esta situación “de préstamos sobre préstamos es un indicador de que se vive al día”. “El alcalde, Javier Márquez, ha desenchufado el instrumental que mantenía a este Ayuntamiento artificialmente con vida y ha decidido esperar al desenlace final sin pelear por evitar la muerte”, sostiene.


En este sentido, la viceportavoz socialista Mercedes Gámez ha explicado que la situación agónica del Consistorio se refleja en las condiciones en las que se han refinanciado estos nuevos préstamos. “En primer lugar, dejemos claro que el PP se acoge a este fondo para aplazar solo la deuda de este año, un indicador de que ya no se puede devolver nada de un mes para otro”. En segundo lugar, la edil señala que hay préstamos que estaban a punto de liquidarse, a los que apenas les quedaba un trimestre de pago para su cancelación definitiva, que se refinancian a 10 años. “Ni siquiera se llega para afrontar el sprint final de un préstamo del que nos habríamos olvidado para siempre. Seguimos arrastrándolo con nuevos intereses diez años más”, señala. Otro ejemplo que pone la concejala es que hay préstamos que desde el pasado mes de enero están generando penalizaciones por no cumplir con los plazos de devolución a razón de más de 1.000 euros al día. Es un tremendo despropósito que el PP siga auspiciando esta situación sin ponerle coto con medidas contundentes”.


Asimismo, Manolo Fernández ha apuntado que el presupuesto municipal de 2017, “además de quedarse corto” con la previsión de deuda sigue adoleciendo del informe del Ministerio de Hacienda, que debe pronunciarse sobre la realidad o virtualidad de 81 millones de euros previstos en ingresos por aparcamientos fantasma por el PP. Fernández ha recordado que el Consejo Económico y Social se pronuncia mañana con un dictamen sobre las cuentas municipales sin conocer de este documento del gabinete de Cristóbal Montoro y José Enrique Fernández de Moya que es vinculante en su contenido.