La Junta ha informado al sector turístico de Baeza de la mejora de los accesos

Rafael Valdivieso se ha reunido con empresarios para dar a conocer un proyecto que facilita las comunicaciones con las ciudades de Úbeda y Baeza es decir, que conecta la Autovía del Olivar con la A-32 y el acceso oeste.
|


El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivieso, ha mantenido un encuentro con el sector turístico de la ciudad de Baeza para informales de las obras de conexión de la A-316 con la A-32 y la mejora del enlace oeste de Baeza en la A-316, una vez que ya han sido licitadas las obras con un presupuesto de 1,58 millones de euros y un periodo de ejecución de seis meses.


“La previsión es poder adjudicar los trabajos a principios de julio para comenzar la actuación a partir de septiembre”, ha indicado el delegado, en una reunión a la que también ha asistido la alcaldesa baezana, Lola Marín. La actuación plantea la duplicación del enlace de la A-316 con la autovía del Ministerio con el fin de unir ambas autovías con una vía de alta capacidad y atender así la demanda del tráfico que desde el centro de Andalucía se dirige hacia Castilla-La Mancha por ambos ejes.


“Se trata de una importante actuación para las comunicaciones de las ciudades Patrimonio Mundial y con la que se culmina la ejecución integral de la Autovía del Olivar entre estas dos ciudades, que desde la puesta en servicio de la autovía ha visto como el tráfico se ha incrementado en un 18 %”, ha valorado Valdivielso.


La solución elegida contempla la ejecución de un carril adicional en ambos sentidos a partir de los diseñados en el proyecto vigente, resultando una plataforma de 21 metros de ancho, donde se ubiquen dos carriles de 3,50 metros por sentido, arcenes exteriores de 1,5 metros y mediana con arcenes interiores de un metro. La sección transversal obtenida es la misma que el tramo de autovía A-316 entre Úbeda y Baeza.


Por otro lado, en el otro extremo del trazado, el actual enlace oeste de Baeza permite la comunicación con la carretera A-316 del tráfico con origen y destino -tanto de residentes como de visitantes- en el núcleo urbano de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Este enlace dispondrá de un paso superior.


Durante la redacción del proyecto de duplicación de calzada de la variante de Baeza y conexión con la CN-322, el Ministerio de Fomento aún no había iniciado la redacción de los proyectos de la A-32, de Linares a Albacete, por lo que no se tenía certeza del trazado definitivo, de ahí que en el proyecto de la A-316 se incluyera una conexión provisional desde la autovía A-316 con la carretera N-322.


Una vez que se redactaron los proyectos, se comprobó que el Ministerio de Fomento había implantado un semienlace para la conexión de la A-32 en su tramo Ibros–Úbeda, con la A-316, a través de una glorieta de la cual partía un ramal que se enlazaba con la conexión proyectada en la A-316.


Cuando se iniciaron las obras de duplicación de la variante de Baeza, se concluyó que la capacidad de la conexión con la N-322 era insuficiente para los tráficos provocados por la puesta en servicio del tramo Ibros–Úbeda de la A-32. Debido a esto, se hacía necesaria la duplicación de la conexión de la A-316 con la autovía del Ministerio.