Fauna

Nace en Cazorla la primera cría de Quebrantahuesos de la temporada

El ejemplar, nacido el 28 de enero en el centro cazorleño, es hijo de la pareja for-mada por Joseph y Keno
|



Medio Ambiente confirma el nacimiento del primer pollo de la temporada en el Centro de Cría del Quebrantahuesos



El ejemplar, nacido el 28 de enero en el centro cazorleño, es hijo de la pareja for-mada por Joseph y Keno



El Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla (Jaén) ha registrado el nacimiento del primer pollo de quebrantahuesos de esta temporada, en el marco del programa que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para la reintroducción de esta especie en Andalucía. El ejemplar, nacido el pasado 28 de enero y con el código BG945, ha sido también el primero de este año en la red internacional de cría en cautividad de esta rapaz en Europa.



Este individuo, nacido de forma natural y con un peso de 140,4 gramos, es hijo de la pareja formada por Joseph y Keno. Cabe destacar que a las pocas horas de nacer ya era capaz de mantener la cabeza erguida sin problema, algo que para un neonato supone un esfuerzo muy considerable. Además, el ejemplar evoluciona perfectamente bajo los cuidados del personal del centro y, tras su estancia en el laboratorio (entre 6 y 7 días), será adoptado por la pareja Cabús y Corba.



La mayoría de las eclosiones que se producen en estas instalaciones se controlan en el laboratorio. Así, cuando faltan unos cinco días para la eclosión, el huevo se retira del nido de la pareja, a la que se dejan otros dos de escayola caliente para que siga con el proceso de incubación, y se introduce en la incubadora hasta la eclosión del pollo. Tras el nacimiento, el ejemplar permanece los primeros días de vida en el laboratorio, alimentado y sometido a un seguimiento exhaustivo por parte del personal para asegurar que su desarrollo sea el adecuado. Transcurrido ese tiempo llega el momento de la adopción por parte de una pareja (ya sean su padres biológicos o no) para que complete su desarrollo en el nido. De esta manera el pollo crece 'salvaje' para en un futuro poder liberarse al medio natural o pasar a formar parte del centro de cría.




Creado en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla está gestionado por la Fundación Gypateus. Su objetivo principal es el de reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que asegurara la supervivencia de las poblaciones europeas de quebrantahuesos y el éxito del programa andaluz de reintroducción.



El centro utiliza una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural, es decir en las que la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre a cargo de los padres, tratando, en todo momento, de que la intervención humana sea la mínima posible. Para ello, sus instalaciones están dotadas de un moderno sistema de video-vigilancia en cada una de sus jaulas.


Además, su privilegiada ubicación en el paraje conocido como Nava de San Pedro, en pleno corazón del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas a casi 1.300 metros de altitud, le confiere importantes ventajas sanitarias para asegurar la conservación de las líneas genéticas en cautividad.