El Real Jaén CF cumple ante el Córdoba CF B desde los once metros

​El Real Jaén CF volvió a conseguir los tres puntos tras derrotar al filial del Córdoba CF por dos a cero. Los jienenses desarrollaron un buen inicio de partido. En la segunda parte, dos penaltis fueron transformados por Santi Villa y Sergio Molina.
|



Cuando más era necesaria, llegó la victoria para el Real Jaén CF. Fue ante el Córdoba CF B en un encuentro que se decidió en la segunda mitad con dos penaltis. En términos generales, los jienenses fueron superiores, haciendo que Valera se postulara como el mejor de su equipo. Importes tres puntos que hacen dar un salto positivo en la clasificación.


Surtió efecto la llamada de la afición. Con las entradas a un euro, los menos habituales se acercaron al NE de La Victoria y tomaron parte de los dos minutos de aplausos. Como si de energía se tratara, los jienenses salieron valientes al césped para recompensar a su afición. Pronto llegó la primera, de Vitu. El nueve blanco recibió a la espaldas y cuando se giró, Valera ya estaba tapando todo el hueco.


Los fondos estaban especialmente ambientados y los dos grupos de animación no dejarón que decayese el buen ambiente. Sergio Molina quiso unirse a la fiesta con un gran chut que Valera despejó a córner tras una gran estirada. El ataque blanco estaba siendo ordenado, al igual que la defensa. Antes del descanso, ocasión clara para Vitu. Se plantó ante Valera pero no se esperó la soledad y decidió pausarse para encarar a un defensor. El primer quiebro salió pero el posterior disparo lo taponó el mismo defensor desde el suelo. 


La primera llegada del Córdoba llegó un minuto antes del tiempo de descanso. Traoré recibió escorado y disparó para que Felipe Ramos desviara con su pie derecho. Sin ninguna acción más, intermedio en Jaén.


Tras el descanso, salida más calmada de los locales. El Córdoba intentó "tirar del carro" pero un Cifu muy atento desbarataba cualquier opción. El Real Jaén despertó y en apenas dos acercamientos hizo saltar las alarmas de la zaga visitante. Santi Villa se disponía a colgar un balón parado. El capitán centro y cuando el balón se perdía por el fondo, el colegiado señalaba el punto de penalti. La razón, un agarrón claro que evitó el cabezazo cómodo de Mario Ramón. Santi Villa no se puso nervioso y marcó por su derecha.


El Córdoba aumentó su ritmo pero el balón era blanco. De una larga posesión llegó el segundo penalti. Vitu se internaba en el área y en el quiebro ante el portero, el colegiado entendió que Valera tocó a Vitu. Sergio Molina sería el encargado de anotar con un potente disparo al centro. De aquí al final, Tejada dio entrada a la juventud jienense: Jandra, Joserra y Aguado.


Los tres chavales apenas tuvieron protagonismo, hablando positivamente. Jandra dio el susto de la tarde al desplomarse tras un cabezazo con su compañero de equipo. Las urgencias saltaron rápidamente y Jandra pudo volver a reincorporarse sin problemas. Al final, dos a cero para el Real Jaén CF.