Fútbol Sala

UMA Antequera 7 - Atlético Mengíbar 6 : se rompe la racha

Finaliza así la racha de victorias del Atlético Mengíbar que se marcha con un regusto amargo después de ver que cuando tenía el partido de cara, solo las decisiones arbitrales pudieron doblegarlo.
|


Trepidante encuentro el que enfrentaba en la tarde de sábado de este 28 de enero a UMA Antequera que necesitaba afianzarse en los puestos de ascenso y seguir soñando con el ascenso directo, y Atlético Mengíbar que quería prorrogar su buena racha consiguiendo la sexta victoria.


El partido comenzaría con imprecisiones de los dos equipos en los tres primeros minutos, pero que no supusieron ninguna ocasión para la escuadra rival. Las ocasiones no llegarían hasta pasados los 5 minutos, donde un pase en largo sumado al despiste defensivo, hizo que Claudio alojara llorando un balón tras rebotar este en los pies de Rafa.


A partir de ahí las ocasiones fueron claras para ambos equipos, disponiendo Fran Peña de un mano a mano que salvaría Conejo. Por su cuenta, era Claudio quien llevaba peligro con tiros lejanos sobre la portería de Rafa en jugadas preparadas desde banda y esquina principalmente.


Tras una falta de Tortu en una contra que le supuso la amarilla, el Mengíbar gozó de sus mejores minutos que aprovechó por medio de Miguelao tras un robo, de Fran Peña tras una gran jugada colectiva y para poner el 1-3, sería David Cuadrado que empujaría de cabeza un balón servido al segundo palo por Ureña. Era el minuto 10 y le habían dado la vuelta al partido.



Por su parte, y tras el tiempo muerto solicitado por Moli, lo seguía intentado UMA Antequera con disparos lejanos de Claudio y uno de ellos se alojó en la escuadra de Rafa que no pudo hacer nada recortando distancia.


Pidió tiempo muerto Javi Garrido, que recompuso a los suyos lo que sirvió para en una gran jugada de Ureña, Tortu disparara ante Conejo que desvió ligeramente el balón pero se acaba alojando en la red poniendo el 2-4 en el minuto 16.

Continuarían las oportunidades de UMA Antequera basando su ataque principalmente en la pizarra de Moli, pero no pudo recortar distancias antes del descanso.


El partido seguiría con la misma dinámica. Una increíble segunda parte que nos dejaría un aluvión de goles. Seguía UMA empujando en las jugadas a balón parado, y con un arbitraje que no supo leer el partido tras reanudarse el encuentro. Una durísima entrada a Toni por detrás, sólo fue falta, demostrando la permisibilidad de los árbitros en la primera parte que luego en la segunda parte no ocurriría.


Una buena acción de Miguel Hernández logró que su disparo se colase entre las piernas de Fede y Rafa subiendo el tercero de los suyos al marcador y con un Atlético Mengíbar desconocido que no podía sacudirse la presión. Aún así, cuando peor estaba jugando, una excelente internada de Tortu serviría para que Fran Peña pusiera el 3-5.


El 4-5 sería obra de Juanillo tras una pérdida de balón en mitad de campo, cuando quedaban cerca de 12 minutos para el final del encuentro. Pocos segundos después, sería Fede Díaz quien marcaría el 4-6 tras un saque de corner.


Poco duró la alegría, pues en un saque de banda el balón rebotó en David Cuadrado y se acabó alojando en el fondo de la portería. Así se cumplía el ecuador de la segunda mitad con resultado de 5-6 y 4-4 en faltas. El primero en llegar a las 5 faltas sería el Atlético Mengíbar. Poco después los protagonistas serían los colegiados al señalar penalti de Tortu por supuesto agarrón dentro del área que supondría el empate a 6, obra de Tete.



El Atlético Mengíbar se sacudió la presión, pero pronto vería señalada una falta que serviría para que Fede Diaz viera amarilla, cuando el jugador se encontraba en el suelo y el jugador de la UMA trastabillara en sus piernas y, además, se revuelve. Supuso la amarilla a ambos y el doble penalti lo detendría Rafa. Pero previo al lanzamiento, la polémica llegó cuando el colegiado señaló sendas amarillas a Juanillo y a Tortu por encararse sin decir absolutamente nada, cuando el balón no estaba en juego, lo que le supondría irse a la caseta y dejar al Atlético Mengíbar con un jugador menos, momento que aprovechó UMA Antequera para culminar la remontada con un gol de Claudio.


A partir de ahí lo intentó Atlético Mengíbar con portero jugador, pero no obtuvo recompensa. Sólo hubo tiempo para que Fede Diaz viera la segunda amarilla cuando estaba en el banquillo. Inexplicable, porque los árbitros permitieron absolutamente todo a ambos banquillos durante todo el encuentro y el jugador se encontraba sentado.


Finaliza así la racha de victorias del Atlético Mengíbar que se marcha con un regusto amargo después de ver que cuando tenía el partido de cara, solo las decisiones arbitrales pudieron doblegarlo.


La semana próxima recibirá en el Sebastián Moya Lorca al Tenerife Iberia Toscal, con la mente puesta en la victoria para mantenerse en los puestos que le permitan disputar el play-off.