Los concejales no adscritos huyen de su ex compañera Salud Anguita

Iván Martínez y ​Víctor Santiago ha solicitado al secretario del Ayuntamiento de Jaén su reubicación en el salón de plenos para no coincidir junto a la edil y así evitar "confrontación".
|


Si alguien no se creía la nota de prensa enviada a finales del pasado año por los concejales no adscritos Víctor Santiago e Iván Martínez en los que anunciaban su ruptura con la que fuera portavoz de su grupo municipal de Ciudadanos, Salud Anguita, la noticia de hoy en la que informan de que han presentado esta mañana un escrito al secretario del Ayuntamiento de Jaén para solicitar su reubicación en el salón de plenos y hacerla efectiva de cara a la próxima sesión plenaria ordinaria del 27 de enero lo deja claro. No quieren saber nada de su ex compañera.


Según han indicado en dicho escrito, al no pertenecer a ningún grupo político tras su marcha de Ciudadanos, entienden que ellos no se encuentran situados de una manera idónea, teniendo en cuenta que en la composición de pleno actual, a su lado está Anguita. Esto ya se le solicitó en el anterior pleno y de manera verbal, tal y como indicaron en su día los ediles, al equipo de gobierno del PP, haciendo éste caso omiso a dicha petición.  


Así, Santiago y Martínez consideran que como concejales elegidos por la ciudadanía deben de ser un ejemplo para la misma y, "debido a la actual situación de enfrentamiento laboral y personal con la señora Anguita", buscan evitar cualquier choque con esa persona y que, por tanto, manche la imagen tanto de la ciudad como la del propio Ayuntamiento, algo que consideran probable ya que sólo busca un proyecto individualista con intereses personales, sin considerar el objetivo esencial que “nos dieron las urnas al servicio de la ciudad y sus habitantes”.


Esta huída de los dos concejales respecto a Salud Anguita deja patente que estos no quieren saber nada de ella ni que se le relacione con ninguna actuación pasada o futura, sólo por el simple motivo de sentarse al lado. Una imagen vale más que mil palabras y Santiago y Martínez quieren empezar ese distanciamiento político y personal de manera física en el salón de plenos. 

Ruptura entre los concejales no adscritos