EQUO pide evitar el lanzamiento de la “pava de Cazalilla”

El partido ecologista considera intolerable permitir fiestas en las que los animales sufran daño.​ Por ello pide un año más a la Junta de Andalucía la paralización de esta festividad.
|

                               FOTO: El Mundo.


EQUO ha pedido hoy que la subdelegación del Gobierno y la Junta de Andalucía hagan “todo lo posible y lo imposible” para que no se lleve a cabo la tradición de lanzar un pavo desde la torre del campanario de la iglesia de Santa María, de Cazalilla, dentro de las fiestas de San Blas del próximo mes de Febrero.


“En pleno siglo XXI no tiene ningún sentido mantener esta tradición y se debe acabar con ella así como con otras muestras de maltrato animal que conforman el panorama de fiestas de muchos de los pueblos de Andalucía”,  ha declarado Cristina Hernández, coportavoz de EQUO en Jaén.


Según la ley de Protección de los Animales de Andalucía, está prohibido emplear animales en exhibiciones y otras actividades si ello conlleva sufrimiento para el animal, ya sea por dolor o por someterlo a tratamientos antinaturales. En palabras de Jon Altuna, coportavoz de EQUO en Jaén, “la sociedad tiene que evolucionar y dar muestras de madurez. Someter a maltrato a un animal no solo no aporta nada a la celebración de las fiestas, sino que además deja en bastante mal lugar a la población donde tiene lugar, marcándola negativamente para buena parte de la ciudadanía que tiene ya más que superadas estas cosas y quiere que desaparezcan de una vez por todas”.