Vecinos de Belén y San Roque piden el acondicionamiento de su barrio

​Un grupo de personas con problemas de movilidad reducida ha presentado escritos y firmas desde 2015 al Ayuntamiento para pedir un acondicionamiento de las principales calles y sus acerados.
|



El PSOE y un grupo de vecinos de movilidad reducida de Belén y San Roque reclaman al alcalde, Javier Márquez, que mejore la accesibilidad en el barrio y limite el aparcamiento en las aceras. La viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Mercedes Gámez, y la concejala María Isabel Lorite han acompañado a este grupo de vecinos en un recorrido por las principales vías de acceso que tienen al barrio desde las Avenidas de Madrid y Granada. Lorite explica que los residentes encuentran grandes problemas para circular por las aceras, invadidas por rampas mal construidas de acceso a aparcamientos, baches por el mal estado de mantenimiento y por la invasión de los vehículos, lo que les obliga a circular por las calles, con el adoquinado o el asfalto en mal estado.


“Se trata de un barrio con calles muy complicadas para las personas con movilidad reducida, con muchas cuestas, y si encima el Ayuntamiento no adecúa las dos o tres calles principales pues llueve sobre mojado para estos vecinos, que nos cuentan que se han caído, sufren las pitadas de los coches por no poder circular por las aceras o que han tenido averías en sus sillas mecánicas por culpa del mal estado general de las calles”. Estos vecinos han presentado escritos de forma reiterada al Ayuntamiento de Jaén sin éxito, algunos de ellos apoyados por más de un centenar de firmas que piden el arreglo de algunas calles o medidas iniciales de mejora de la accesibilidad como el control del aparcamiento. “Ante la pasividad municipal han buscado rutas alternativas incluso, como las de las calles Guadalquivir y Santa Rita, pero los baches y el mal estado del acerado es también notable.


Lorite dice que la inacción municipal en el mantenimiento de las calles es “palpable y notorio” y quienes más sufren las consecuencias de esta incapacidad del PP para realizar esta labor son las personas con movilidad reducida. La concejala recuerda que el PP ha reducido en el borrador del presupuesto para 2017 en un 50% la partida de mantenimiento de calles y obras de mejora. “Con este punto de partida es lamentable que el PP hable de micropolítica, con unos barrios donde las necesidades ya ni siquiera se atienden”, sostiene.