Juventudes Socialistas critica la actuación del Ayuntamiento en la Plaza San Ildefonso

​Azahara Cabrera denuncia que los establecimientos hosteleros de la zona tuvieran que cerrar sus puertas. Considera que la actitud del equipo de Gobierno ante el botellón “ha sido de un pasotismo verdaderamente bochornoso”.
|


Juventudes Socialistas de la ciudad de Jaén califica de “desastrosa” la actuación del Ayuntamiento en relación al botellón de Nochevieja que tuvo lugar en la Plaza de San Ildefonso “entre la desidia y la imprevisión del equipo de Gobierno del PP”. “La actitud del Ayuntamiento antes y después de este botellón ha sido de un pasotismo verdaderamente bochornoso”, censura la secretaria general de JSA-Jaén, Azahara Cabrera.


La responsable de la organización juvenil reprocha al Ayuntamiento que “fuera incapaz de controlar” lo que ocurría en la Plaza de San Ildefonso, “mientras que a varios establecimientos de la zona les denegaba la ampliación de horarios solicitada para esa noche”. “No puede ser que el Ayuntamiento parezca amigo del botellón y enemigo de los hosteleros”, reprocha. Cabrera ve ahí “un doble rasero” difícil de justificar para el alcalde, que “sigue sin decir ni esta boca es mía a pesar del escándalo”.


“Es triste que los empresarios del sector tuvieran que cerrar las puertas de sus establecimientos en una noche tan señalada como ésta, mientras veían el espectáculo y el absoluto descontrol que se estaba produciendo en la Plaza de San Ildefonso”, denuncia.


La secretaria general de JSA-Jaén considera que el equipo de Gobierno hace “dejación de funciones” cuando es “incapaz de prever, vigilar, controlar, paliar o asumir algún tipo de responsabilidad” por lo sucedido. “Es normal que hosteleros y vecinos se quejen por la actitud de un Ayuntamiento que se ha tomado estas fechas como unas vacaciones”, lamenta.

En este sentido, entiende que “es muy poco serio” que el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana “se escude en la Policía Local para escurrir el bulto e intentar eludir su responsabilidad política” en este asunto. “Nadie está hablando aquí de la Policía Local, sino de la falta de pulso de un equipo de Gobierno que ha permitido este desastre y que ni siquiera ha tenido la decencia de ofrecer explicaciones y disculpas”, recalca.


“Con su dejación de funciones, el Ayuntamiento permitió que se cometiera este agravio con los hosteleros del barrio, que se perturbara la tranquilidad y el descanso de los vecinos y que se mancillara un rincón emblemático del patrimonio de nuestra ciudad, como es la Plaza de San Ildefonso”, apostilló.