Presentados los primeros vírgenes extra certificados por la DO de Sierra Mágina

​El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, acude al acto e insiste en seguir apostando por la calidad y en conseguir precios justos para los mejores aceites
|


El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, ha participado en la presentación de los primeros aceites de la campaña 2016-2017 certificados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina, un acto en el que ha vuelto a incidir en la necesidad de “seguir apostando por producir aceites de oliva de la máxima calidad”, pero también en que “hay que conseguir que esa calidad se reconozca y se pague un precio justo por el esfuerzo que cuesta conseguirla”.


El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Juan Balbín, y el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Sierra Mágina, Salvador Contreras, también han tomado parte en esta presentación, en la que Reyes ha mostrado su satisfacción “porque este tipo de actos se hayan extendido por la provincia y por la ilusión que despiertan”, unas actividades que “hay que continuar haciendo porque suponen poner en valor un producto de calidad que es fruto del esfuerzo, del trabajo de los agricultores, cooperativas y almazaras de la provincia de Jaén”.


Francisco Reyes ha subrayado en este acto que “el principal reto es la calidad, porque nuestro sector oleícola tiene que competir con otros territorios”, y para ello es preciso que se siga “mimando el cultivo, la recolección, el transporte, la molturación y, por supuesto, el envasado y la comercialización de nuestros aceites”. “Ese es el camino que debemos seguir en Jaén”, ha apostillado el presidente de la Diputación, que ha expresado su “orgullo” por la ilusión que ha despertado en el territorio esta filosofía y que quedó patente, por ejemplo, “en los 60 aceites tempranos, de almazaras pero también de cooperativas, que se presentaron en la III Fiesta del Primer Aceite de Andújar”.


Una ilusión que, a juicio de Reyes, ha permitido “cambiar hábitos tradicionales entre los agricultores, como empezar la recolección después de la fiesta de la Constitución, para hacerlo ahora entre los meses de octubre y noviembre”. Entre los oleicultores que han modificado estos hábitos ha destacado a los de la comarca de Sierra Mágina, en la que, como ha recordado el presidente de la Diputación, “se apostó desde el principio por la calidad y por producir unos aceites que se caracterizan por ser frutados y equilibrados y que presentan unas características organolépticas y un color, sabor y olor únicos”.