Tráfico de drogas

Gran golpe policial contra el tráfico de cocaína de la provincia

​La acción se ha llevado a cabo gracias a las operaciones 'Copernicus' y 'Cantimplora', que se han saldado con 24 y 4 detenidos, respectivamente.
|



La Guardia Civil, en el marco de la Operación 'Cantimplora', ha procedido a la desarticulación de un grupo criminal perfectamente definido que había establecido una vía de introducción de cocaína desde Colombia a España, parte de la cual estaba destinada a su distribución en la provincia de Jaén.  Se ha saldado con 4 detenidos y 10 kilogramos de cocaína intervenida.


La operación se inició a principios del actual mes de diciembre al detectar la Guardia Civil de Barajas (Madrid) una partida de cocaína camuflada en lo que parecía ser abono orgánico, el cual tenía como destinatario un vecino de Jaén. Por lo que se inició la oportuna investigación por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Jaén, detectando que se trataba de un grupo organizado, con capacidad para introducir a España partidas de cocaína de gran pureza desde Colombia, vía Panamá.


En el desarrollo de la operación se pudo constatar y acreditar que la persona que ejercía de cabeza del grupo, realizando el rol de dirección, se encontraba en una zona residencial de la localidad de Fontanar (Guadalajara) desde donde dirigía al resto de integrantes, coordinando la llegada a España de las partidas de cocaína.


Por su parte, la calificada como Operación ‘Copernicus’ se ha saldado con un total de 24 detenidos, la intervención de más de 4 kilogramos de cocaína, 1,2 kilogramos de hachís, 3,2 kilogramos de marihuana, 76.800 euros en efectivo, 13 vehículos de alta gama y 3 armas de fuego que previamente habían sido sustraídas. La organización, ahora ya totalmente desarticulada, pivotaba en el entorno de un distribuidor de la localidad jiennense de Andújar, que la suministraba en distintas localidades de la provincia. 



La operación policial se inició en el pasado mes de agosto cuando el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Jaén tuvo conocimiento de que un vecino de la localidad de Andújar (Jaén) estaba introduciendo periódicamente importantes partidas de cocaína en la provincia de Jaén, mediante el empleo de “mulas” o transportistas que trasladaban la cocaína en vehículos con dobles fondos o “caletas”.


En esta operación policial, desarrollada de forma conjunta entre la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, han intervenido de forma unidades de la Guardia Civil de las comandancias de Jaén, Madrid, Ciudad Real y Algeciras. Por parte del CNP han intervenido agentes del Grupo 42 de la UDyCO Central, así como policías de las comisarías de Jaén, Linares y Algeciras.


Ha quedado acreditado que el presunto cabecilla era el que recepcionaba la cocaína, ordenaba y gestionaba el traslado de la misma hasta sus clientes, entre los que se encontraba el responsable de un conocido gimnasio de la localidad de Jaén y que almacenaba la cocaína en el interior de un inmueble cercano al mismo que empleaba como “guardería” y en el que permanecía como “guardador” uno de los empleados del gimnasio.


La combinación de la labor operativa y del análisis de las informaciones obtenidas por los agentes permitió la identificación y localización de las personas investigadas, la definición del papel o rol de cada uno de los detenidos en el seno de la organización, así como el descubrimiento de los métodos de transporte y ocultación de la droga en dobles fondos, lugares de destino y almacenaje de las partidas de cocaína y la ubicación de uno de los laboratorios en los que la organización manipulaba, cortaba y adulteraba la cocaína para aumentar la cantidad de dosis y aumentar así sus beneficios.


La Organización desarticulada empleaba para el traslado de las sustancias estupefacientes vehículos equipados con dobles fondos o “caletas” para ocultar la droga, así como sistemas de seguimiento (balizas) con las que conocer y controlar el lugar exacto en el que se encontraba la droga en cada momento y medios de seguridad como cámaras activadas en la parte posterior de los vehículos, con los que detectar la posible vigilancia o seguimientos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.