La Guardia Civil detiene a una vecina de Cazorla como presunta autora de un delito contra la Salud Pública

La Guardia Civil registró un vehículo conducido por la detenida donde localizaron numerosas bolsitas monodosis, de 0,5 gr. de peso cada una, conteniendo en su interior una sustancia en polvo blanco, concretamente cocaína
|


La Guardia Civil de Cazorla, en el marco del Plan Operativo de Respuesta Policial al Tráfico Minorista y Consumo de Drogas en Zonas, Lugares y Locales de Ocio, ha detenido a una vecina de Cazorla de 31 años de edad, como presunta autora de un Delito Contra la Salud Pública.


Desde principios del mes de julio del año en curso, se tenía conocimiento de una mujer vecina de Cazorla, pudiera estar dedicándose a la venta de sustancias estupefacientes, concretamente "cocaína".


Establecido un dispositivo para su localización, fue interceptado un vehículo conducido por la detenida, circulado por la Crta. A-319, el cual al ser registrado, le fueron localizadas numerosas bolsitas monodosis, de 0,5 gr. de peso cada una, conteniendo en su interior una sustancia en polvo blanco, concretamente cocaína.


Con posterioridad a la detención, se realizó un registro domiciliario, en el que fueron localizadas 26 dosis de "cocaína" dispuestas para su venta, un envase conteniendo en su interior 415 gr de "Lidocaína" (sustancia utilizada para el “corte” de cocaína) con una pureza del 99,76 %, numerosos envoltorios para el envasado y distribución de dosis y una báscula de precisión, utilizada para el pesaje de estupefacientes.


Se da la circunstancia, de que la detenida trabaja en un establecimiento hotelero ubicado en Arroyo Frío, t.m. de La Iruela, puesto de trabajo que utilizaba para la distribución de los estupefacientes.