El presupuesto de Diputación para mejorar carreteras alcanza los 16 millones

​La comunicación entre pequeños núcleos de población y la mejor vertebración del territorio, principales objetivos de la treintena de proyectos contemplados
|


La Diputación licitará este año obras de mejora de carreteras que contarán con una inversión cercana a los 16 millones de euros. “Son proyectos importantes para la comunicación entre pequeños núcleos de población y que inciden en la vertebración del conjunto del territorio provincial”. Así lo explica el diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro, que subraya la importancia y envergadura de muchas de estas obras, entre las que se incluyen intervenciones en vías como la carretera Martos-Monte Lope Álvarez, Pilar de Moya a Higuera de Calatrava, Lopera-Arjona o el acceso a Génave.


En total, cuando finalice 2016 está previsto que se hayan licitado cerca de una treintena de actuaciones, ligadas en su mayoría al Plan de Infraestructuras Viarias Provinciales y dirigidas al acondicionamiento de las calzadas, con el refuerzo del firme y la mejora de los sistemas de drenaje. Es el caso de la adecuación de la carretera que une el conocido como Pilar de Moya con Higuera de Calatrava, obra que, con un presupuesto de 1,5 millones de euros, se desarrollará entre los kilómetros 0 y 5 y se sumará a una ya ejecutado por Diputación en el tramo restante, entre los puntos kilométricos 5 y 8.


Con un presupuesto de 1,2 millones de euros, también se licitará en breve la adecuación de la JA-4308, entre Martos y Monte Lope Álvarez, intervención sobre el tramo comprendido entre los kilómetros 9,2 y 11,5, donde se sitúa la entrada a esta pedanía marteña. Este proyecto se suma a una serie de obras realizadas a lo largo de los últimos años para acondicionar los 11,5 kilómetros con los que cuenta este vial, cuya reforma contará globalmente con más de 4 millones de euros de inversión.


La adecuación de la carretera que une Lopera con Arjona, la JA-5400, cuenta con un presupuesto cercano a los 1,5 millones y supondrá la reforma de los casi 12 kilómetros de esta vía de especial importancia para la comarca de La Campiña. El proyecto contempla la reconstrucción del firme en distintos tramos y el refuerzo del mismo en el conjunto del vial. De especial envergadura también, con un presupuesto superior a los 1,5 millones, figura la construcción de un vado inundable en la carretera que une Campillo del Río, pedanía de Torreblascopedro, con Vados de Torralba, de Villatorres; obra en el paso sobre el río Guadalquivir que dará la solución a los cortes de tráfico que se producen en temporada de lluvias.


Entre los proyectos previstos, también se contemplan intervenciones dirigidas a la mejora de cruces e intersecciones, incrementando la seguridad y fluidez de la distribución del tráfico. Es el objetivo de las glorietas proyectadas en la carretera JA-3404, entre Arjona y Lahiguera; o en el acceso a Frailes por la JA-4302. A su vez, se incluyen actuaciones destinadas a la renovación de la señalización horizontal, vertical y las barreras de seguridad, así como intervenciones de restauración paisajística, con la repoblación de plantas o limpieza de márgenes.


En ese sentido, muchas de las vías de la Red Provincial de Carreteras se encuentran en lugares de interés turístico, como la JA-4308 entre Alcaudete y su antigua estación de ferrocarril, donde se encuentra uno de los accesos a la Vía Verde del Aceite. A los 1,75 millones de euros invertidos en los últimos años para el acondicionamiento del firme y la creación de una calzada auxiliar para peatones y ciclistas, se suma un proyecto de adecuación paisajística que se licita este año. En la misma línea se encuentra la vía entre Peal de Becerro y Toya, enclave de la ruta Viaje al Tiempo de los Íberos, donde, tras su adecuación, está proyectada la creación de otra calzada peatonal.