Linares Deportivo

El Linares provoca más ruido que nueces en el primer partido del curso

​Un bajón físico y la falta de acierto provocaron la derrota de los de Rivera, por dos a cero, en casa de un Cartagena que tampoco estuvo a su mejor nivel.
|


Si el físico le hubiese aguantado al Linares Deportivo, otro gallo habría cantado. Es la sensación que quedó en los espectadores que pudieron acercarse anoche a Cartagonova para presenciar el partido que abrió la temporada 2016/2017 y que enfrentó a los linarenses contra el Cartagena. A priori las fuerzas deberían haber sido dispares pero ya el año pasado demostraron los azulillos que su piel no se puede vender sin haberlos cazado antes y lo cierto es que tuvieron sus opciones para repetir éxito en esta ocasión.

Un inicio arrollador de los de Rivera sorprendió a los cartageneses que tuvieron que cerrar filas ante las ganas mineras. Los azulillos tuvieron las suyas pero no lograron concretar y el Cartagena desmostró la gran plantilla que tiene para esta temporada, haciendo peligro con muy poco fútbol. De hecho fue Lopito el jugador azulillo más destacado en todo el primer tiempo, y eso que este incluyó los mejores momentos visitantes.

Fue en el segundo tiempo cuando fallaron las fuerzas y los locales, al ver que seguían intactos pese a no estar dando ni mucho menos su mejor versión, comenzaron a crecerse en el encuentro. Hens se encargó de materializar, en el minuto 57, la superioridad que se estaba viendo el segundo acto. Fue tremendo el remate de testa del jugador blanquinegro al centro medido que le sirvió Jesús Álvaro.

El gol fue un mazazo y solo Lopito evitó que lo que tan bien había comenzado acabase en hecatombre en forma de goleada. No hubo más tantos que el que metió Óscar Rico desde el punto de penalti y que cerró el definitivo dos a cero. La imagen de los linarenses fue muy buena durante los primeros compases pero tiene mucho que trabajar Rivera para que los suyos encuentren continuidad en un juego que puede acabar dando sus frutos.