La Salobreja

Preocupación por el estado del parquet del pabellón de La Salobreja

​La tromba de agua que cayó sobre la capital del Santo Reino el pasado miércoles inundó la pista y ha hecho que las tablas se levanten.
|


Si las instalaciones deportiva que tiene la ciudad de Jaén ya dejan mucho que desear, por su estado y antigüedad, si les sumamos la mala forma encontramos un horrendo resultado. Hablamos en concreto del pabellón de La Salobreja que, al igual que ocurrió con otro muchos pabellones municipales, quedó inundado por la tormenta que pasó por la capital del Santo Reino en la noche del pasado miércoles.

En el resto de instalaciones bastó con secar la pista para que la goma quedase igual que antes o incluso un poco más limpia, pero en la "joya" de la corona capitalina, que tiene su suelo de madera, los daños han sido tremendos. La abundante agua que cayó sobre el parquet ha hecho que las tablas que lo componen se levanten haciendo, por zonas, totalmente impracticable la actividad deportiva y muy peligroso cualquier resbalón que pueda tener cualquiera de los usuarios.

Y es que estos en verano son muchos. Cabe destacar que cada mañana pasan por dichas instalaciones los casi 150 niños y niñas que disfrutan de la Escuela de Verano que el Ayuntamiento pone a disposición de las familias jienenses. El riesgo de que alguno de ellos pueda caerse y, como poco, clavarse unas astillas es evidente y no son los únicos que se exponen a las lesiones.

El Jaén Paraíso Interior FS ha empezado esta pasada semana la pretemporada que le preparará para su cuarta campaña en la Primera División de la LNFS y en el club están a expensas de ver el estado final de la pista, ya que la humedad que ha quedado bajo el subsuelo está haciendo que la deformidad de la madera vaya a más. Este desgraciado incidente trastoca por completo los planes de los de Dani Rodríguez que no pueden arriesgarse a que un jugador se caiga y se lastime por un suelo ondulado ni tampoco puede practicar el fútbol sala ya que el balón bota de una forma totalmente aleatoria e impredecible.

Habrá que ver cuánto se tarda desde las instituciones en dar respuesta a la enésima problemática que provoca una instalación más que obsoleta.