La Junta destina ayudas para incentivar la rehabilitación edificatoria

​Valdivielso destaca que estas ayudas mejoran la calidad de vida de familias con recursos limitados e incentivan el empleo en la construcción
|

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Fomento y Vivienda, destinará 16 millones de euros a incentivar la rehabilitación edificatoria a través de ayudas, que representan entre un 35 y un 50% del presupuesto total de la actuación como máximo, y que están repartidas en tres grandes líneas: obras de conservación, obras para la mejora de la calidad y la sostenibilidad y obras para realizar ajustes en materia de accesibilidad.


El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivielso, ha destacado hoy en rueda de prensa que estas ayudas tienen dos vertientes, “una social en donde estamos mejorando calidad de vida de edificios donde viven familias con recursos limitados, en su gran mayoría personas mayores con movilidad reducida, con ingresos limitados y otra vertiente gracias a la cual se trasladan recursos en un sector especialmente perjudicado por la crisis y que moviliza mucho más empleo que la obra nueva, prácticamente triplica el empleo, muy distribuido entre municipios y muy dirigido a pymes que son normalmente las que realizan estas obras”.


Para el delegado, estos incentivos “vienen a continuar con esa apuesta que la Junta posee en materia de vivienda y que se plasma en tres líneas: en la redacción del nuevo plan de vivienda y rehabilitación, que se aprobó en el último Consejo de Gobierno y reactivar ayudas como las del alquiler para familias con recursos limitados y la rehabilitación edificatoria que entendemos que son las dos principales demandas de la ciudadanía en este ámbito”.


La convocatoria 2016 de Fomento a la Rehabilitación Edificatoria, cuyo plazo de solicitud está abierto hasta el próximo 12 de septiembre, es un programa de ayudas dirigidas a las comunidades de propietarios para incentivar actuaciones destinadas a la conservación de edificios (cimentación, estructuras, instalaciones comunes de electricidad, fontanería y gas, saneamiento o recogida de residuos), mejora de la sostenibilidad (sustitución de carpinterías, acristalamientos o instalación de paneles solares) y de la accesibilidad (instalación de ascensores, rampas o grúas) para edificios finalizados antes de 1981.


Como requisitos se exige que al menos un 70% de la superficie construida tenga un uso residencial, que el 70% de las viviendas estén ocupadas como vivienda habitual, y que cuenten con un informe de evaluación de edificios anterior a la formalización de la petición de ayudas.


En el caso de actuaciones para mejorar la accesibilidad, los edificios deben tener como mínimo 8 viviendas, a lo que se aplica una excepcionalidad si se van a acometer simultáneamente obras de conservación, si viven en él personas con discapacidad o con más de 65 años.


Asimismo, las ayudas, que podrán presentarse en la Delegación territorial de Fomento y Vivienda o de forma telemática, contemplan una discriminación positiva para aquellas comunidades que se quedaron fueran de anteriores convocatorias por falta de disponibilidad presupuestaria.


Una vez finalizado el plazo de recepción de solicitudes se publicará una resolución de adjudicatarios provisionales que deberán presentar toda la documentación para elaborar el listado definitivo de beneficiarios. Se abonará un 50% del importe cuando se inicien las obras y el 50% restante cuando se tenga el certificado final de la obra.


Ayudas a la rehabilitación edificatoria en la provincia de Jaén

Fomento ha invertido, en la última década un total de 25 millones de euros en actuaciones destinadas a la rehabilitación edificatoria en 414 edificios de la provincia de Jaén.


Dichas ayudas, repartidas en actuaciones dirigidas a eliminar las barreras de accesibilidad, mejorar la estanqueidad o los suministros con los que contaban los inmuebles, han permitido la mejora la de la calidad de vida de más de 5.000 familias e incentivar el empleo en un sector, como el de la construcción, particularmente afectado por la crisis económica.