Juegos Olímpicos

La antorcha de la esperanza jienense en los Juegos Olímpicos de Rio

​Sebas Martos es el único representante que tendrá la provincia de Jaén en esta nueva edición de las Olimpiadas y a buen seguro que la provincia estará pendiente de él.
|


Todavía están en la retina de los amantes del deporte las imágenes de la gala de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Un tremendo espectáculo de luz y sonido atrajo la atención de los pocos que todavía no tenían todos sus sentidos puestos en Brasil y ahora serán los miles de atletas los que se encargaran de que en los televisores de todo el mundo se sucedan los esfuerzos sobrehumanos, las imágenes que conmuevan y las lágrimas de aquellos que alcanzan un sueño por el que han derrochado Dios sabe cuántas horas de su vida.

En este apogeo del deporte, y de todos los valores que debe este representar, cada país, cada región y cada pueblo cruza los dedos para que sean sus paisanos los que consigan escuchar sobre un podio su himno nacional o al menos llevarse a casa uno de esos metales de valor incalculable. Y de todo esto tiene Jaén la suerte de participar gracias al esfuerzo, al sacrificio y al talento de un atleta huelmense que empujará fuerte en Río de Janeiro por él mismo pero también por dejar bien alto el pabellón de una provincia necesitada de alegrías como las que, por desgracia, solo el deporte suele ser capaz de generar.

Toda la provincia de Jaén se pegará al televisor cuando el próximo 15 de agosto, a las 15:25 horas, Sebastián Martos oiga el pistoletazo de salida a la primera ronda de los 3.000 metros obstáculos, prueba en la que el jienense confía en meterse en la final. Para ello viajará mañana hasta tierras cariocas acompañados de otros siete atletas. Ya en las redes sociales los que serán algunos de sus compañeros de piso (Fernando Carro, Álvaro De Arriba y Dani Andújar) manifestaban estar deseando de que el Sebas se les uniese en su aventura en la Villa Olímpica.

Junto a ellos y a Kevin López y David Bustos, residirá el atleta jienense en el edificio número 31 en el también velarán armas deportistas españoles de la tallas de Rafa Nadal o Pau Gasol. Allí tendrá ocho días para aclimatarse a las condiciones de humedad y a los horarios particulares de la ciudad carioca. También podrá dar los últimos retoques a su preparación para una prueba que podría suponer la guinda al pastel que está siendo esta temporada para él. En ella ha revalidado su título de campeón de España y ha obtenido el cuarto puesto a nivel europeo, por lo que ahora una clasificación para la final de los 3.000 metros obstáculos masculinos (que se disputará el miércoles 17 de agosto a las 16:50 horas) sería un resultado excepcional para él. 



Así de duro se entrenaba tan solo hace unos días Sebas Martos para su gran cita olímpica: