Delgado recuerda que la A32 hace meses que debería estar "finalizada y en servicio"

El senador socialista recuerda que fue el Gobierno del PP el que paralizó las obras hace 2 años el tramo de Úbeda-Torreperogil de la A-32 y critica que el trazado hacia el límite de la provincia está “en punto muerto" y Puche le responde que el PSOE no reivindicó la autovía cuando Zapatero la paralizó en 2010
|


DavidDelgado

El senador socialista David Delgado califica de “tomadura de pelo” y “broma de mal gusto” que el Gobierno del PP quiera sacar pecho con el tramo Úbeda-Torreperogil de la A-32, tramo que en estos días “cumple 2 años de paralización por decisión del Ministerio de Fomento”. “Este tramo debería estar finalizado y puesto en servicio desde hace meses. Lo demás son milongas”, critica.


“Los mismos que frenaron las obras en agosto de 2014 se ponen hoy muy contentos porque dicen que han aprobado un trámite administrativo que confirma un retraso mínimo de 2 años en la ejecución de estas obras. Hay que ser muy cínicos”, señala.


Delgado recuerda que el Gobierno del PP se encontró el tramo Úbeda-Torreperogil en obras y que dijo que los trabajos estarían finalizados a finales de 2015. Sin embargo, en agosto de 2014, el PSOE de Torreperogil alertaba de que las obras habían sido frenadas.


“El PP montó en 2010 una infame campaña de manipulación en las comarcas de la A-32 y la realidad es que cuando llegó al Gobierno se dedicó a terminar los dos tramos que se encontró avanzados y a paralizar el resto del trazado. Hoy la autovía entre Linares y Úbeda está en servicio gracias a que el Gobierno socialista impulsó esos tramos”, rememora.

Por el contrario, el senador socialista señala que la A-32 “no ha avanzado absolutamente nada desde Úbeda” en estos últimos años y acusa al PP de haber metido esta autovía “en el cajón del olvido”. “El trazado hasta el límite con la provincia de Albacete está en punto muerto. Ésa es la pura verdad; ésos son los hechos contrastados desde 2011”, recalca.


Además, alude a la “indecencia política” de la ex ministra de Fomento, Ana Pastor, que en mayo del año pasado llegó a prometer la licitación del enlace de Baeza con la A-32, promesa “totalmente incumplida” y por la que “todavía no han pedido disculpas”. Delgado subraya que se trata de un proyecto que está publicado en BOE en enero de 2012 y, por lo tanto, “listo para su ejecución” por un importe que apenas supera los 2 millones de euros. “Es una obra que el PP no quiere ejecutar porque no le da la gana”, resume.


El PSOE no la reivindicó cuando Zapatero la paralizó 

El senador por el PP de Jaén, Gabino Puche, ha criticado las declaraciones realizadas por el PSOE de Jaén quien “no reconoce el esfuerzo que el Gobierno del Partido Popular ha llevado a cabo a lo largo de esta legislatura” y cuestiona la actitud de los socialistas, quienes “no reivindicaron la autovía cuando Zapatero la paralizó en el año 2010”.


En este sentido, Puche ha subrayado que el tramo Úbeda – Torreperogil “ha tenido que pasar un trámite que era totalmente necesario y este asunto no quiere decir que haya estado paralizado al contrario, se ha seguido trabajando para poder retomar las obras en esta zona” y añade que el Gobierno del PP “está completamente comprometido con la autovía Linares – Albacete”. “Hemos concluido los tramos Linares – Ibros con una inversión de 105 millones de euros e Ibros – Úbeda para darle continuidad a la vía desde Bailén, tramo en que ahora, se va a realizar la mejora del firme”.


El dirigente popular ha criticado que el PSOE de Jaén "continúe desacreditando al Gobierno de Rajoy quien ha destinado en los PGE de 2016, 45 millones de euros para esta infraestructura" y recuerda que fueron los socialistas quienes "apoyaron que la A-32 fuera carretera convencional y no autovía, por ello, por mucho que le pese al PSOE, la autovía Linares - Albacete lleva sello del PP".


También subrayado que "los socialistas paralizaron la A-32 en 2010, siendo la única infraestructura en Andalucía que sufrió este abandono y el actual Gobierno de España retomó las obras y se hizo cargo además de las 3.000 familias que el PSOE expropió y dejó sin tierras y sin cobrar". "Cerca de 30 millones de euros ha pagado el Gobierno del PP durante estos cuatro años de mandato a los expropiados, la herencia que nos dejaron los socialistas”, ha lamentado.