El PP se compromete con el PSOE a solicitar una quita de la deuda al Gobierno

​Manolo Fernández apremia al alcalde “a conseguir el máximo porcentaje posible de reducción del capital de los planes de pago a proveedores” principal acuerdo de todos los grupos sobre la propuesta socialista
|


El PSOE ha sacado adelante un compromiso plenario para que el equipo de Gobierno del PP solicite al Gobierno de España una quita de la deuda de los planes de pago a proveedores. La petición, formulada hasta la saciedad por el PSOE, ha sido aceptada por el alcalde, Javier Márquez, en una reunión previa auspiciada por los socialistas antes de que el pleno diera comienzo y se ha materializado en una enmienda.


El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, ha recordado que la quita era la única fórmula para que se garantizase la supervivencia de un ayuntamiento que está en “situación dramática, imposible de superar sin una ayuda de este tipo”. “El PSOE apuesta por pedir un 90% del importe del capital de los planes de pago a proveedores, pero hemos coincidido con el resto de grupos políticos en que sea el máximo porcentaje posible el que se solicite, sin números de por medio”. El dirigente ha reiterado que con esta quita “podríamos resolver esa situación y dar un paso importante para el equilibrio financiero y presupuestario municipal, necesario para poder recuperar el pulso del Ayuntamiento”. La enmienda del PSOE también reclama que esta petición sea formulada en colaboración y con el refuerzo de aquellas ciudades que se encuentran en una situación financiera similar a la de Jaén.


Fernández ha recordado que esta medida se ha aceptado in extremis por el PP interesado en medidas de tipo transitorio como la llevada hoy a pleno para la devolución de un crédito transitorio de 28,2 millones de euros ya gastado (y no en servicios públicos) y aprobado sin conocer las condiciones hace casi un año.


Asimismo, Fernández ha celebrado que los socialistas hayan conseguido la retirada de la propuesta de subida de la tasa de basura un 17% a cambio de estudiar otras fórmulas para que la prestación del servicio, repartida ahora entre FCC y Diputación (que se hace cargo del tratamiento en vertedero debido a la colmatación del municipal), no se traduzca en una subida impositiva para la ciudadanía. “No podíamos aceptar subir un 17% la tasa para la ciudadanía cuando hay otros escenarios para escudriñar con los que compensar el coste del servicio”, ha dicho. El portavoz ha explicado que no tenía razón de ser este incremento cuando el propio pliego de condiciones del contrato que el Ayuntamiento prepara para la concesión del servicio reflejaba que la gestión 100% de la empresa FCC es 700.000 euros más cara que compartiendo con la Diputación la parte del tratamiento de los residuos, por lo que “siendo más barato no se entendía que como contraprestación se subiera la tasa a los vecinos”.