El PSOE exige al Gobierno central una quita del plan de pago a proveedores

​Ángeles Férriz destaca que el PSOE se va a volcar en esta reivindicación con una batería de iniciativas que también incluye una PNL en el Parlamento
|

El PSOE impulsa una batería de iniciativas en el Parlamento andaluz y en los ayuntamientos para exigir al Gobierno de España que aplique una quita de la deuda de los ayuntamientos derivada del Plan de Pago a Proveedores y que, mientras se aborda este asunto, se apruebe de urgencia una moratoria de al menos 2 años para la amortización del capital.


La vicesecretaria general del PSOE de Jaén, Ángeles Férriz, explica que los socialistas se van “a volcar en esta reivindicación”, porque los ayuntamientos se encuentran en una situación complicada que “se va a agravar en muchos casos a partir del mes de agosto, cuando tengan que afrontar no sólo el pago de los intereses del préstamo, sino también la amortización de capital”.


Así las cosas, el PSOE va a presentar una moción en los 97 municipios de la provincia de Jaén para exigir al Gobierno de España que acceda a estas 2 peticiones, así como una Proposición no de Ley en el Parlamento andaluz en los mismos términos. Férriz ve “fundamental” lograr el máximo apoyo institucional a estas propuestas, que permitirían “aliviar a corto plazo la situación de muchos ayuntamientos y abrir la puerta a una solución estructural al problema”.


La responsable socialista lamenta que el Plan de Pago a Proveedores ha resultado “una soga al cuello” para miles de ayuntamientos, mientras que los grandes beneficiados han sido bancos y multinacionales, ya que se fijó un interés de casi el 6% y el 25% del total del dinero fue a parar a 10 grandes empresas, “Para los ayuntamientos, el plan ha sido letal. Han quedado asfixiados”, advierte.


Férriz afirma que si no se toman medidas urgentes que palien esta situación, los ayuntamientos “se verán obligados a adoptar decisiones drásticas para cumplir el plan de ajuste”, como reducción de costes de personal, ya sea bajando salarios o destruyendo empleo, supresión de servicios impropios, subidas de tasas e imposibilidad de realizar inversiones. “La administración local puede estar acercándose al precipicio y el PP continúa impasible, sin mover un dedo”, reprocha.


Así las cosas, confía en que las iniciativas que el PSOE va a presentar tanto en el Parlamento andaluz como en los ayuntamientos de la provincia “consiguen el mayor respaldo posible” por parte de los demás grupos políticos, que “tendrán que retratarse ante una situación límite”. “El PP de Fernández de Moya tendrá que decir si apoya o no estas peticiones. Desde luego, si no las apoya, tendrá que poner encima de la mesa medidas alternativas, porque en caso contrario, estaría dejando a los ayuntamientos abandonados a su suerte”, apunta.