El PSOE sigue haciéndose preguntas sobre la subida de las tasas de basura

​Manolo Fernández critica el “desmedido empeño” del PP por mantener que la subida de la tasa de basura un 17% es debido al acuerdo con el Ente Provincial, un tira y afloja con el que curiosamente solo gana FCC y pierden, y mucho, el Ayuntamiento y la ciudad
|


2016.07.08 RP FDEZ GAMEZ MEDIDAS SANEAMIENTO

El PSOE pregunta al alcalde, Javier Márquez, si existe algún interés “soterrado” para evitar el acuerdo con la Diputación para el tratamiento de residuos en el vertedero provincial a tenor del empeño que está poniendo el equipo de Gobierno en imputar al convenio con la administración provincial una subida de tasas que no se justifica por esta vía.


El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, cree que el equipo de Gobierno del PP “demuestra un desmedido empeño” en mantener a contracorriente la mentira de que la tasa de basura sube un 17% por el acuerdo con la Diputación, cuando cualquier fórmula de entendimiento con este Ente suponía siempre un mayor ahorro que el precio fijado con FCC por el Ayuntamiento en el pliego de condiciones para el contrato de recogida y tratamiento de residuos con FCC.


Fernández recuerda que lo único que pidió la Diputación fue la garantía del pago de los servicios solicitados por el Ayuntamiento de Jaén, igual que hace con el resto de ayuntamientos de la provincia, y que, de hecho, “desde la Diputación se conminó al alcalde a buscar otras fórmulas que no fuesen la de la crear una tasa específica para eliminación de residuos. El grupo municipal socialista propuso la vuelta de la Diputación a la gestión de las multas, habida cuenta de que el PP va a rescatar de nuevo el servicio de manos de la empresa que ha fracasado en su gestión. Por tanto, había fórmulas que no eran la subida de tasas y no se entiende desde el PSOE que el PP no las acepte.


“Y que ahora nos sorprenda con una brutal subida de tasas después de asegurar que no habría mayor coste para el ciudadano no se explica a menos que haya interés porque este acuerdo no salga adelante, con lo que estaríamos ante un gran suicidio del equipo de Gobierno del PP con un tira y afloja en el que curiosamente solo gana FCC y pierde, y mucho el Ayuntamiento y la ciudad”. El portavoz se remite además a las declaraciones del concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, aparecidas en prensa el pasado 2 de julio, en las que el edil dejaba claro que no habría subida de tasas.

Ya en días pasados, Fernández se preguntaba si el incremento explosivo de la tasa tendría que ver con la disminución de recursos que, para FCC, suponía el perder no solamente el servicio de eliminación de residuos en vertedero sino el porcentaje de cobro sobre esa cantidad que viene aplicando por gestionar el cobro de los recibos de la basura junto a los de Aqualia. “Hoy creemos que puede estar tomando forma la teoría de que el concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, y el alcalde, Javier Márquez, podrían estar haciendo un paripé, en el que con una propuesta de subida imposible de las tasas de la basura estarían mediatizando al resto de grupos políticos para no aceptar el acuerdo de incremento tributario, consiguiendo, paradójicamente, el efecto, tal vez realmente buscado por el PP, de que no salga finalmente el acuerdo con Diputación y así verse obligados en apariencia a abrazar la solución FCC”.


El portavoz ha dejado claro que el PSOE vetará cualquier subida en un servicio que ya cuesta “y sobrecuesta” muy caro a los jiennenses. “No está justificada, no es necesaria para que funcione aun haciéndose cargo la Diputación”. Incluso, el PP se ha negado a que el estudio de costes se haga sobre los previsibles precios del nuevo contrato de recogida (el que debería estar hace ya cuatro años), con lo que se asegura un coste para el ciudadano muy superior al que debería estar pagando desde 2012. Una muestra más de que, en este proceso, el PP está mucho más cerca de los intereses de FCC que de los intereses de los jiennenses.


Por otra parte, los socialistas critican que el PP siga sin proponer una fecha de celebración de una comisión de Medio Ambiente extraordinaria en la que se analice el estado del vertedero municipal colmatado y con causa judicial abierta a FCC por contaminación, una actitud que el PSOE considera más de “amigo fiel y cómplice institucional” que de un equipo de Gobierno que se debe a sus vecinos.