Real Jaén

El Real Jaén presenta a sus fichajes Víctor Andrés y a Mario Ramón

Dos de los jugadores que ya se entrenan a las órdenes de Ramón Rejada fueron presentados por este mismo de forma oficial como futbolistas blancos.
|


Mario Ramón y Víctor Andrés, dos de las nuevas caras que veremos esta temporada en el Santo Reino, han sido presentados como nuevos jugadores del Real Jaén. El acto ha contado con la presencia del entrenador y responsable de la parcela deportiva, Ramón Tejada, así como el miembro del Consejo de Administración, Juan Carlos Hidalgo.

Mario Ramón, futbolista que llega a la entidad blanca procedente del Lorca CF, ha afirmado que “la llamada del Real Jaén hizo que cambiara todo". "Espero que este año sea un buen momento para mí. Conozco varios compañeros y todos me han hablado muy bien del club y del vestuario. Creo que muchos de los jugadores del equipo son de los mejores de la categoría en sus puestos”, ha deseado el futbolista.

Acerca de la temporada que comenzará próximamente, Mario señalaba que el Grupo IV “dejó el listón bastante alto con respecto a los playoff". "Este año va a ser bastante difícil, todos los equipos están haciendo buenos fichajes. Tenemos muchas ganas de que esto empiece ya. Los compañeros me han acogido muy bien, es un grupo cercano y muy humilde”, ha explicado. El propio futbolista algecireño ha reconocido no ser un futbolista muy goleador a pesar de su altura pero “sí que me gusta incorporarme en jugadas a balón parado. En la faceta defensiva, me desenvuelvo mucho mejor”.

Víctor Andrés

Por su parte, Víctor Andrés se ha definido como un futbolista “más creador pero también ayudo en defensa. Me gusta ser vertical, sobrepasar líneas de pase. Puedo desempeñar cualquier función. Como ha dicho Ramón, me gusta jugar cerca de la defensa para sacar el balón jugado e incluso más arriba para dar el último pase”. El centrocampista soriano no ha jugado en el Grupo IV pero ha destacado que conoce el grupo “porque soy un amante del fútbol y voy siguiendo todos los grupos. Es un grupo que creo que me puede ir bien porque a los equipos les gusta tratar bien el balón y habitualmente los equipos que juegan bien también te dejan jugar más. En cuanto me llegó la llamada del Real Jaén, por historia, por club y por el estilo de juego que vamos a desempeñar, todo encajaba para venir aquí”.

Uno de sus compañeros en el centro del campo será Óscar Quesada, un futbolista que “conozco muy bien porque jugué contra él cuando el Real Jaén estaba en Segunda División y yo estaba en el Numancia. Nos podemos compenetrar a la perfección. El vestuario me ha acogido muy bien desde el primer día. Al segundo día ya parecía que llevaba aquí tres meses”. Víctor tiene claro que el trabajo diario debe ser la pauta a seguir para el conjunto jiennense: “Marcarnos objetivos a largo plazo sería equivocarnos. A día de hoy, solo hay dos equipos en el mundo del fútbol que puedan marcarse objetivos a largo plazo. Hay que prepararse bien durante la pretemporada y llegar bien para el primer partido de Liga, ese debe ser el objetivo”.

Antes de dar por finalizada la presentación, Ramón Tejada ha puntualizado algunos detalles sobre la plantilla. El técnico antequerano ha admitido que “con una plantilla corta, tendremos que adaptar jugadores a diversos puestos. En las plazas que nos quedan queremos buscar un extremo diestro sub23, con un coste muy bajo. Hay que tener paciencia”. Hidalgo ha manifestado que “tenemos marcada una cantidad para no pasar fatigas de aquí a final de año. Ramón ya sabe cuál es el presupuesto. Mirlos blancos hay pocos”.

Pruebas físicas

Tanto Víctor Andrés como Mario Ramón continuaron también, junto con el resto de sus compañeros, con su preparación de pretemporada. Tras una primera semana de entrenamientos, los integrantes de la primera plantilla se han sometido a diversos test físicos con el objetivo de valorar distintos parámetros. Responsables del Área de Actividad Física y Deportiva de la Universidad de Jaén han sido los encargados de desarrollar estas pruebas.


Divididos en varios grupos, los futbolistas blancos se han sometido a una prueba de impedancia, un test de salto así como una prueba de velocidad en treinta metros. A través de estos ejercicios se establecen distintos registros con los que computar la potencia concreta de cada jugador midiendo su velocidad y su fuerza.