Termina el primer estudio interfase de Jaén para la Sierra de Andújar

​Ana Cobo destaca la importancia de este plan de trabajo para prevenir los efectos de incendios forestales en núcleos urbanos
|


La Delegación del Gobierno de Jaén ha finalizado el estudio interfase dedicado a la Sierra de Andújar, primero de los cinco planes que se elaboran en la provincia de Jaén y que tiene como objetivo la prevención y actuación frente a los efectos que las llamas puedan producir a núcleos de viviendas en zonas forestales.



La delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha destacado, durante el acto de entrega del estudio al alcalde del municipio iliturgitano, Francisco Huertas, la importancia de esta iniciativa ya que, “la existencia de urbanizaciones en ámbitos forestales lleva aparejada una problemática compleja desde el punto de vista medioambiental, urbanístico y de la propia seguridad de las personas y los bienes”.



“Buscamos mejorar la gestión entre operativos así como la interacción entre el bosque y el hábitat, mejorando la prevención de riesgo de incendios para reducir las amenazas para la población y las infraestructuras”, ha señalado Cobo durante su intervención.



En la presentación han estado a su vez el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, la presidenta de la Junta Rectora del Parque Natural de Sierra de Andújar, Francisca Esteban, y el director del Parque, José María Molina, además de otros agentes sociales de la localidad.



El estudio recoge las zonas de La Alcaparrosa, Alto de Peñascal y la carretera de la Cadena, la Capellanía y La Garzona, la Concepción, Peña Llana y El Portichuelo y la Carretera de La Lancha, todas ellas en la Sierra de Andújar.


Para su elaboración, en la que han trabajado conjuntamente el servicio de Protección Civil de la Delegación del Gobierno, el 112, el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) y el INFOCA, se han recogido un catálogo de situaciones de interfase que permite identificar, caracterizar y cartografiar las zonas, tipificar el riesgo de incendio, su vulnerabilidad y sus consecuencias en caso de que se produjera.



El documento, se convierte en un instrumento que facilita a los profesionales que intervienen en este tipo de emergencias la toma de decisiones y la rápida respuesta.



La Delegación del Gobierno trabaja a su vez en los estudios interfases de otras cuatro zonas de la provincia: El Centenillo, en Baños de la Encina; Arroyo Frío en La Iruela, Cazorla, Santo Tomé y Santiago Pontones; La Pandera en Los Villares y Megatín en Torredelcampo.