La Policía investiga a dos personas por delitos contra el patrimonio

​Los agentes han recuperado 46 restos arqueológicos de gran valor histórico, patrimonial y cultural
|


Agentes de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, pertenecientes al Área de Medio Ambiente la Jefatura provincial de Jaén, han investigado a dos personas, una de ellas de Linares y otra del municipio de Guarromán, como presuntos autores de un delito contra el patrimonio histórico por tener en su poder 46 restos arqueológicos de gran valor histórico, patrimonial y cultural.


La investigación, iniciada a finales de octubre de 2015, ha permitido localizar decenas de objetos de piedra, de varios tamaños, que se encontraban en un espacio abierto, anexo a un establecimiento público de Guarromán, cerrado por una valla metálica que permitía su visualización desde el exterior.


Los agentes, teniendo en cuenta su forma y apariencia externa y que la zona en la que fueron descubiertos está muy próxima a diferentes yacimientos catalogados de la provincia de Jaén, tomaron diversas fotografías y las remitieron a los especialistas en arqueología adscritos al Negociado de Protección del Patrimonio Histórico de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.


Dichos especialistas, en las primeras impresiones y a expensas de un estudio más exhaustivo para determinar su cronología, manifestaron la posibilidad de que dichos restos pertenecieran a diferentes yacimientos arqueológicos.


El primer investigado en su declaración señaló directamente a la persona que poseía las piezas originariamente, el cual las había mantenido guardadas en el interior de un patio de un edificio sin terminar de construir en una céntrica calle de Linares.


Los agentes localizaron y tomaron declaración a esta segunda persona como presunto responsable de un delito contra el patrimonio histórico y dieron cuenta a la Autoridad Judicial competente quien ha emitido una providencia para que se retiren las piezas arqueológicas que pudieran quedar aún en el interior del patio del edificio linarense y gestionar su traslado inmediato al Museo Arqueológico del municipio para garantizar su conservación y custodia.


La autoridad judicial también ha dictaminado el trasladado al Museo Arqueológico de Linares de una de las piezas hallada inicialmente en el establecimiento de Guarromán ya que, los peritos en arqueología de la Junta de Andalucía, la consideran“un resto que presenta decoración de la arquitectura funeraria romana, de entre el siglo I A.C. y I D.C., y por lo tanto, procede de excavaciones clandestinas y es patrimonio arqueológico y de dominio público”.


El resto de objetos permanecen intervenidos a disposición judicial, y algunos de ellos, los de mayor valor histórico y cultural, custodiados en el propio depósito del Museo Arqueológico de Linares hasta la finalización de todo el procedimiento judicial abierto en el que se determinará su destino final.