Reyes pide una quita de la deuda del plan de pago a proveedores

​El secretario general del PSOE de Jaén solicita también al Gobierno la aprobación de una moratoria de “al menos 2 años” en el pago de la amortización de capital
|


El secretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, pidió este martes al Gobierno que aplique “una quita importante” de la deuda de los ayuntamientos relativa al plan de pago a proveedores, así como la aprobación de una moratoria de “al menos 2 años” en el pago de la amortización de capital, que los ayuntamientos acogidos al primer plan comenzarán a abonar el próximo mes de agosto y que supondrá en algunos casos triplicar lo que los ayuntamientos están pagando hasta la fecha. “Muchos ayuntamientos podrían dirigirse al despeñadero si el Gobierno de España sigue sin mover un dedo”, advirtió. 


En rueda de prensa, Reyes avisó de que “no habrá muchos ayuntamientos que puedan aguantar” con la suma del capital al pago de los intereses y recordó que en ese caso no tendrían otra opción que cumplir las condiciones impuestas en los planes de ajuste, como la reducción de costes de personal (vía salarios o empleos), la supresión de servicios impropios, la subida de tasas y precios públicos y la imposibilidad de realizar inversiones recurriendo a endeudamiento.


“Como el PP no dice nada”, el PSOE quiere “volver a dar un paso adelante” y por ello propone “una quita importante” del importe del plan de pago a proveedores, una medida que “los ayuntamientos necesitan, que es valiente y justa, y que abre la puerta a una solución estructural del problema”.


“No se pueden tomar más medidas que impliquen pan para hoy y hambre para mañana”, subrayó Reyes, quien añadió que mientras se analiza esta propuesta “el Gobierno debería aprobar una moratoria de al menos 2 años para la amortización del capital”, de manera que los ayuntamientos acogidos al RDL 4/2012 (primer plan de pago) “no tengan que afrontar su ruina el próximo mes de agosto”.


El líder socialista recalcó que estas dos medidas “no se proponen para ayuntamientos específicos o sólo del PSOE”, sino para todos sin excepción. “En esto también nos diferenciamos del PP. Nosotros nos preocupamos de todos los afectados y de todos sus vecinos. No miramos el color del Gobierno local”, indicó.


En este punto, señaló que la provincia de Jaén tiene 62 ayuntamientos acogidos al primer plan de pago a proveedores y que por tanto a partir del mes que viene tendrán que empezar a pagar capital. Entre ellos, hay ayuntamientos de todos los colores (33 del PSOE, 21 del PP, 4 de IU, 2 del PA y 2 independientes).


“Nosotros nunca vamos a cometer la felonía del PP de buscar un trato privilegiado para un solo ayuntamiento, como es el de la capital, porque el presidente provincial del PP milita allí y era su alcalde. Le daba igual lo que le pasara al resto de municipios de la provincia, incluidos los que gobernaba su partido. Los alcaldes del PP vieron este trato discriminatorio de Fernández de Moya, que sólo buscaba favores del Gobierno para su Ayuntamiento y a ellos les dejaba en la estacada”, recordó.


Reyes apuntó además que el Ayuntamiento de la capital no ha cumplido con el plan de manera sistemática, puesto que no ha reducido costes de la plantilla y los gastos de funcionamiento siguen siendo “desorbitados”, aludiendo a los sobrecostes “tremendos” que se están abonando a las concesionarias. Asimismo, mencionó la información aparecida hoy en prensa que habla de más de 313 millones de euros a proveedores a pesar de haberse acogido a los planes de pago. “Son auténticas barbaridades”, criticó.


El responsable socialista reiteró que la doble propuesta formulada hoy tiene carácter general y que por tanto “esto no es ‘Fernández de Moya Sociedad Limitada’, que sólo trabajaba privilegios para su ayuntamiento”. “El PSOE quiere medidas, derechos, justicia y sensibilidad para todos los ayuntamientos sin excepción”, abundó.


Añadió que “no se puede privilegiar al último alumno de la clase, al que lidera todos los ránkings negativos en España con una deuda de más de 700 millones de euros”, si bien precisó que comparte “la necesidad de poner medidas sobre la mesa que permitan paliar la situación extrema en la que vive el Ayuntamiento de la capital”.


Reyes lamentó que el plan de pago a proveedores, “presentado por el PP a bombo y platillo y con fuegos artificiales”, ha resultado un “fiasco” para los ayuntamientos. Los “grandes ganadores” han sido los bancos y las multinacionales, puesto que 10 grandes empresas se quedaron con el 25% del total que se abonó. Así las cosas, preguntó “quién paga la fiesta de bancos y multinacionales, quién recoge los desperdicios y quién se tiene que hacer cargo de los destrozos”. La respuesta: “los ayuntamientos”.


“La fiesta de los bancos se ha celebrado a costa del estrangulamiento financiero de los ayuntamientos, ayuntamientos que en 2012 necesitaban ajustarse el cinturón y que en cambio hoy se encuentran con la soga ajustada al cuello”, denunció.