El PSOE critica que la concesionaria de autobús muestre datos dispares

Matilde Cruz insta al PP a que ponga en marcha una aplicación informática que los socialistas dejaron terminada en su mandato para controlar “a diario y en tiempo real” qué billetes están bonificados y cuáles no
|


La concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Matilde Cruz, se ha mostrado "sorprendida" porque en la segunda reunión de la Comisión de Control de Concesionarias en menos de quince días en la que se intenta arrojar luz sobre la relación de Castillo con el Ayuntamiento por la gestión del servicio de autobús urbano “se nos hayan traído datos diferentes de un mismo periodo, y en ambas ocasiones los responsables de la empresa y sus asesores nos reconozcan que hay errores incluso hasta de tipo informático”. Cruz señala que los grupos de la oposición representados en esta Comisión “se han quedado de piedra” al comprobar cómo el Ayuntamiento ha dado luz verde para pagar la subvención de 2014 y 2015 con arreglo a unos datos que la propia empresa reconoce inconcretos y con errores y sobre los que en la reunión de junio se nos dieron unas cifras y en la de julio se nos traen otras distintas”.


La edil explica que el Ministerio de Fomento pagó en 2014 a Castillo a través del Ayuntamiento casi 400.000 euros en subvenciones por la bonificación del transporte urbano y el PP en el Ayuntamiento más de 500.000. “Este dinero es la diferencia que la concesionaria dice que ha habido entre el precio del billete ordinario (0,98 céntimos) y los pagos realizados con tarjetas bonificadas (entre ellas las de pensionista, estudiante y discapacitado). Por tanto, la empresa se lleva el dinero en efectivo que se paga por el billete y casi un millón de euros de las administraciones por la diferencia entre este importe y lo que se paga usando un bonobús. El problema viene porque no hay control de los datos de uso de bonobús, las cifras que se aportan son las que la empresa aplica y el equipo de Gobierno tiene que hacer un acto de fe y creérselas”, dice la concejal.


Cruz exige al alcalde, Javier Márquez, que obligue a la empresa a instalar un programa informático diseñado en la etapa de gobierno del PSOE y elaborado por el Consorcio Metropolitano de Transportes con el que se podría conocer en tiempo real qué billetes se bonifican y cuáles no, y el Ayuntamiento sabría “al céntimo” que subvención pagar a la concesionaria. La concejal ha detallado que además se recoge en la documentación que se han pagado subvenciones con arreglo al número total de bonobuses bonificados, se usen o no, cuando lo lógico es que se pagase solo cuando el usuario lo utiliza. “Y todo,- sostiene-, en un contexto en el que el servicio de transporte está cuestionado a diario por los usuarios dadas sus escasas prestaciones y su calidad más que mejorable”.


Por su parte, la edil socialista África Colomo reclama con urgencia una auditoría externa que aclare las dudas que se generan sobre las cuentas de la gestión del servicio que Castillo presenta al Ayuntamiento. “Tanto este estudio como la implantación de la aplicación informática son cuestiones de mera voluntad que ayudarían a conocer si en realidad estamos pagando lo que es justo por un servicio que, además, es deficiente en calidad”.