Amelia Palacios critica el cierre del Centro de Estancia Diurna de Bailén

​La parlamentaria andaluza por el PP de Jaén, Amelia Palacios lamenta que la Junta de Andalucía no se plantea realizar las reformas necesarias para adaptar el local que el Ayuntamiento de Bailén ha puesto a disposición del Gobierno andaluz
|

La parlamentaria andaluza por el PP de Jaén, Amelia Palacios, criticó, este miércoles, que la Junta de Andalucía diera ‘carpetazo definitivo’ al Centro de Estancia Diurna de Bailén después de que la consejera de igualdad salud y políticas sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez, afirmara que “no hay perspectivas de volver a abrir este servicio en la localidad”.


Palacios informó que el Centro de Estancia Diurna de Bailén “ha venido soportando, desde el año 2007, una serie de deficiencias arquitectónicas” aunque, indicó, que “durante nueve años la Junta de Andalucía “ha estado mareando la perdiz y, en el último año, coincidiendo con el nuevo Gobierno municipal del PP, decide aplicar toda la dureza normativa”.


“A pesar de las reuniones entre distintas administraciones, trabajadores, grupos políticos no se ha llegado a ningún entendimiento y el centro está cerrado ya desde hace unos meses, sus cinco trabajadoras en el paro y los once usuarios que recibían atención están en sus casas o tienen que desplazarse a otro municipio”, afirma la parlamentaria andaluza. Asimismo, añadió que “son 150.000 euros el coste de las reformas necesarias para adaptar el local que el Ayuntamiento de Bailén ha puesto a disposición de la Junta para poder seguir prestando el servicio, pero el Gobierno andaluz no parece contemplar esa idea”. “Bailén es una de las localidades con más desempleo en la provincia de Jaén y el Ente local no dispone de esa cuantía”, aseguró.


Por otro lado, criticó que la Junta “conoce que existe un claro déficit tanto en plazas residenciales como en plazas de centro de día para mayores y ese recurso es fundamental si queremos favorecer la prestación de un auténtico estado de bienestar para los andaluces”. Para finalizar, manifestó que “los centros de día se crearon para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de aquellas personas que tienen a mayores dependientes a su cargo por lo que, al cerrar estos centros la Junta de Andalucía provoca que los familiares se vean obligados a contratar otras personas que cuiden de sus mayores”.