Un monógamo sobre la obra de Santiago Ydáñez

Diputación colaborada en este proyecto sobre el autor jiennense al que Francisco Reyes destaca como un “orgullo que supone para esta provincia” cuya repercusión en el circuito del arte contemporáneo es internacional
|


“Ydáñez. Magnitudes del Sublime” es el título del monográfico editado por la Asociación Biblioteca García-Berrio sobre la obra del jiennense Santiago Ydáñez que se ha presentado hoy en la Diputación. El presidente de esta institución, Francisco Reyes, que ha estado acompañado por el diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez, el diputado provincial Ángel Vera y el alcalde de Puente de Génave, Ramón Gallego, ha sido el encargado de dar cuenta de este libro en el que colabora la Administración provincial en un acto en el que también han participado el propio Ydáñez y el autor de la publicación, Antonio García Berrio. “Santiago Ydáñez es uno de los motivos que nos hacen sentirnos orgullosos de nuestra tierra y de sus gentes”, ha subrayado Francisco Reyes, quien ha valorado que se trata de “un artista excepcional, y no porque lo digamos nosotros condicionados por la subjetividad, sino porque lo ratifican objetivamente y con argumentos los expertos en arte, como bien demuestra esta publicación”. 


Este libro es el primero de una colección que la Asociación Cultural Biblioteca García-Berrio pretende realizar sobre creadores españoles relacionados con el Arte Contemporáneo con el objetivo de poner en valor, a través de rigurosos estudios, a un elenco de artistas merecedores de la más reconocida visibilidad en la museística y los mercados internacionales. En este sentido, el presidente de la Diputación ha puesto el acento en el compromiso de la Administración provincial por el arte y sus creadores, “porque podemos presumir de grandes artistas nacidos en nuestra tierra a lo largo de la historia”, ha apuntado Francisco Reyes, quien también ha destacado el especial vínculo de Santiago Ydáñez con su pueblo, Puente de Génave, y con la Diputación de Jaén. “En 1997, con apenas 28 años, se alzó con el Premio de Pintura Emilio Ollero, certamen que organiza el Instituto de Estudios Giennenses y que ganó con uno de los expresivos y monumentales rostros que protagonizan buena parte de sus creaciones”, ha recordado.

Por su parte, Antonio García Berrio, autor del monográfico sobre este creador jiennense, ha explicado que “aunque he escrito muchos libros de arte a lo largo de mi vida, este es uno de los mejores porque es sobre un gran artista y la mejor persona que he conocido nunca”. Un pintor que, además, “es un caballero, una grandiosa persona, agradecido y generoso co todo el mundo”, ha añadido García Berrio, quien ha disertado sobre la presencia del concepto de lo sublime, de “aquello que nos sobrecoge”, en la obra de este autor serrano.

Precisamente agradecimiento es lo que ha mostrado Santiago Ydáñez hacia el escritor del libro, la Diputación y todas las personas que “han hecho posible esta obra que es la mejor que se ha hecho sobre mi trabajo, porque es muy completa, certera y rigurosa, y recorre desde mis orígenes hasta la actualidad”. Al respecto, ha señalado que en este libro, al igual que en sus trabajos, “está presente el sentimiento trágico de la vida, como lo estaba en mi pueblo, porque en gran medida me nutro de mi infancia y de la muerte y la vida, que estaban muy presentes”.

La Diputación de Jaén ha adquirido 120 ejemplares de esta publicación que repartirá por las bibliotecas de la provincia para que los jiennenses conozcan a Santiago Ydáñez, uno de los más destacados artistas españoles contemporáneos con una proyección internacional consolidada. De hecho, ha expuesto en diferentes espacios de España, Alemania, Portugal, Italia, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Noruega y Francia, entre otros. Además del Premio Emilio Ollero, ha ganado el premio ABC de pintura y el premio de pintura Generación 2002 Caja Madrid, y ha recibido becas del colegio de España en París y de la Fundación Marcelino Botín. Su obra forma parte de diferentes colecciones, entre ellas, la del Museo de Mojácar de Almería, el Museo Zabaleta, la Fundación Botín de la Junta de Castilla y León, la de Arte Contemporáneo del Museo Sofía Imber de Caracas, la L’Oréal de Madrid, la del Museo Municipal de Madrid, la del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o la Colección ABC de Madrid, entre otras.