Posibles irregularidades en el Ayuntamiento de La Carolina

|

TCLaCarolianLa Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas ha abierto carpeta de diligencias preliminares por la posible existencia de responsabilidad contable del anterior equipo de Gobierno del PP y su alcalde, Francisco Gallarín. Esta decisión se produce como consecuencia de un demoledor informe de fiscalización de la Cámara Cuentas sobre el ejercicio 2013 del Ayuntamiento de La Carolina, en el que se desvelaban numerosas irregularidades en Intervención, Tesorería y Personal. El Ayuntamiento ha sido requerido para personarse y ya está colaborando para facilitar toda la información solicitada.



En rueda de prensa, la alcaldesa socialista, Yolanda Reche, explicó que el informe de la Cámara de Cuentas menciona que la Intervención realizó 38 reparos (29 para facturas que no tenían consignación presupuestaria y 9 referidos a nóminas “por inexistencia de crédito, falta de fiscalización previa e inexistencia de justificación documental de los contratos que se realizaban”). “Todos los reparos en materia de personal fueron levantados por Gallarín, incumpliendo la ley de haciendas locales, que otorga dicha función al pleno”, detalló.


Reche señaló que el área de Personal era gestionada por el alcalde y que “todos los contratos y las nóminas no eran fiscalizados previamente por la Intervención”, dándose la circunstancia de que el personal laboral indefinido que accedía al Ayuntamiento lo hacía a través un contrato de obras y servicios que en la mayoría de los casos no se renovaba y adquirían así la condición de indefinidos, por lo que “no se respetaban los principios de publicidad, igualdad, transparencia, mérito y capacidad” para el empleo público.


Además, el informe apostilla que “no se respetaba la limitación de contrataciones temporales” en el Ayuntamiento de La Carolina. “Por eso, la plantilla de personal contempla 60 funcionarios, 111 laborales, 29 que han accedido por este procedimiento ilegal y casi 300 temporales”, desgranó.


El informe también se refiere a que en el libro de decretos no se encuentran incluidos determinados decretos firmados por el alcalde en concepto de gratificaciones, dietas y facturas. Reche aludió a un caso detectado en 2011, aunque queda fuera de esta investigación, en el que el PP les puso una gratificación de 7.000 euros a las personas que trabajaron en el expediente de privatización del servicio del agua.


Además, la Cámara de Cuentas detectó “un número muy amplio de expedientes de reintegro de subvenciones por incumplimiento” del Ayuntamiento, así como discrepancias en la ejecución de los presupuestos de 2013 y la incorporación de créditos relativos a patrimonio municipal de suelo “sin que la Tesorería tuviera la disponibilidad de esos recursos”.


Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE de Jaén y secretaria general de La Carolina, Ángeles Férriz, afirmó que éste era “el gran milagro del PP en La Carolina”, el de 319 contrataciones temporales a dedo y el de “una red clientelar establecida que lo que hacía es aprovecharse de la necesidad de la gente”. Férriz calificó a Gallarín como “el peor alcalde de la historia democrática” de La Carolina y recordó que “no es habitual que el Tribunal de Cuentas abra diligencias”.

Indicó que el informe se refiere sólo a 2013, pero que “detrás está la forma de actuar del PP de La Carolina”. En este sentido, subrayó que detrás de las contrataciones irregulares de temporales “había un altísimo voto por correo”, como el propio PSOE ha venido demostrando en las últimas citas electorales.


Férriz lamentó el “deterioro del funcionamiento democrático del Ayuntamiento” y consideró que lo realizado por el PP es “un ejemplo de la antipolítica y un espejo donde ningún responsable político puede mirarse”. En este punto, señaló que Gallarín dejó el Ayuntamiento con más de 3.600 parados en la ciudad, sin plan industrial alguno, sin ninguna empresa instalada “pese a las 17 prometidas”, con asuntos de corrupción como Fitonovo que salpicaba al concejal Cristóbal Pérez “y manchaba el nombre de La Carolina”, con la privatización de servicios y con el dudoso honor de ser uno de los ayuntamientos más endeudados de España, con 25 millones de euros.


"Un par de embusteras"

Por su parte, el presidente local del PP de La Carolina, Francisco Gallarín, ha criticado las declaraciones realizadas por la alcaldesa socialista, Yolanda Reche y la coordinadora del Grupo Parlamentario Socialista, Ángeles Férriz ya que, lo único cierto es que el Ayuntamiento de La Carolina “fue objeto de una fiscalización del año 2013 por la Cámara de Cuentas y sus conclusiones habrían sido idénticas si quien estuviese gobernando hubiera sido cualquiera de ellas”.


En este sentido, Gallarín ha indicado que “la fiscalización es absolutamente normal por entrar en el plan de actuación para 2013 de la Cámara de Cuentas, como lo es en cualquier otro ayuntamiento de Andalucía” y añade que “el informe señala efectivamente determinados reparos de intervención relativos a facturas y nóminas, conversión en indefinidos de personal temporal, expedientes de reintegros de subvenciones e incorporación de créditos de Patrimonio Municipal del Suelo sin que en la tesorería figurasen esos recursos”.


El presidente local del PP ha subrayado que “absolutamente todo lo señalado por el informe de la Cámara de Cuentas, remitido al Tribunal de Cuentas, es idéntico a lo ocurrido con la gestión contable de Férriz en su tiempo de mandato e idéntico a como lo es ahora con Reche en la alcaldía, desde los reparos de intervención hasta las contrataciones que, sin ningún tipo de procedimiento, ya ha realizado esta última en número superior a 80 y que van desde su secretaria personal contratada no como personal de confianza sino como trabajadora municipal, hasta los miembros de su ejecutiva local, familiares de exconcejales socialistas y un sin fin de irregularidades ya que había trabajadores sin dar de alta en Seguridad Social”, ha afirmado.


Y señala que “respecto a los reparos de intervención, se refieren a las mismas circunstancias que las que tenían lugar bajo el gobierno de Férriz y se levantan los reparos como indican los técnicos municipales, cuando corresponden al pleno por el pleno, cuando corresponde al alcalde, por el alcalde”. “Además, en cuanto a los trabajadores indefinidos contratados inicialmente por obra o servicio determinado, aún prestan sus servicios en el Ayuntamiento un aparejador municipal, un informático, una licenciada en derecho, el actual coordinador de servicios y otros trabajadores que accedieron al Ayuntamiento por contrato de obra o servicios en el mandato de Férriz, siendo Reche Teniente Alcalde, y aún siguen con la condición de indefinidos”.


“En cuanto al reintegro de subvenciones, el ayuntamiento del PP tuvo que devolver menos que las que tuvo que devolver Férriz y Reche, y de menor importe”. “Así el plan REINDUS de 2009 por importe de un millón de euros concedido a Férriz que fue gastado en finalidades distintas de aquellas para las que se concedió antes del 15 de octubre de ese mismo año antes de la moción de censura y no aplicado debidamente, mientras que el de 2010 ascendió a 600.000 € y no puedo ejecutarse en plazo”.


Francisco Gallarín ha apuntado que sobre la incorporación de Patrimonio Municipal del Suelo, “ni existían los recursos en el año 2013 ni existían en el año 2007, 2008 y 2009 cuando gobernando Férriz y Reche se incorporaban dichos créditos sin que la tesorería tuviese dichos recursos, precisamente para comprar un inmueble a un amigo constructor que pocas fechas antes había sido comprado por este por mucho menor importe y que finalmente estafó a muchos carolinenses con la inestimable ayuda de Férriz que le solicitó subvenciones para hacer viviendas protegidas”.


“El problema de estas ‘dos políticas subvencionadas’ es que tras un año de gobierno municipal La Carolina tiene más deuda de la que encontró – tiene 1,3 millones de euros más de deuda - los mismos parados, un 8% el IBI más caro, un clientelismo aberrante, persecución de trabajadores municipales, mucha más desilusión en los vecinos y una alcaldesa que se caracteriza por su ya conocidísima falta de presencia en el ayuntamiento, todo lo cual tratan de taparlo con nuevas declaraciones ante la proximidad de las elecciones y cuando ya han puesto en marcha la máquina de visitar desfavorecidos y residencias de ancianos para conseguir su voto por correo”.


“El ser embusteras exige tener buena memoria y Reche y Férriz carecen de ella porque han olvidado que el informe de la Cámara de Cuentas señala expresamente: “a 31 de diciembre el saldo de pagos realizados pendientes de aplicación definitiva, los principales pagos efectuados tanto en el ejercicio 2013 como en años anteriores se deben a conceptos de nóminas para los cuales no existía crédito habilitado en el presupuesto”, así pues lo que más les preocupa a Reche y a Férriz es precisamente lo que el informe de la Cámara de Cuentas no dice, y es que no puede atribuirse al gobierno del Partido Popular nada más que alguna irregularidad contable que depende, en muchos casos, de las diferencias de criterio entre los técnicos municipales y los auditores que elaboran el informe”.


“Sería bueno que Férriz ‘la breve’ y Reche nos explicaran, qué ocurrió con las subvenciones para mujeres autónomas que solicitaron falseando los datos para acceder a las mismas o cuánto ha pagado Reche por ocupar un despacho de la Junta de Andalucía para su actividad privada sin cumplir los requisitos exigidos, o dónde han ido a parar los 6 millones de euros que la Junta de Andalucía aportó al capital de EZENTIS para nombrar a “la breve” miembro del consejo de administración de la empresa cobrando 3.000 € por reunión al tiempo que era diputada provincial y Reche directora de la planta en La Carolina”.


En todo caso, apunta, “la existencia de este informe y la petición de información del Tribunal de Cuentas es conocido desde hace tiempo por todos, especialmente Reche, y lo traen a colación en este momento por la proximidad de la campaña”. “Es habitual en Férriz y Reche, acostumbradas a vivir en la ponzoña, emponzoñar todo lo que pueden”, ha concluido.