Condenado a dos años y cinco meses de cárcel por agredir y provocar sexualmente a dos menores

​La víctima del delito de agresión es un menor de 10 años, mientras que en el de provocación sexual se suma como víctima otra menor de 13 años. Los dos menores son hijos de la actual pareja del hermano del acusado
|

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado a dos años y cinco meses de cárcel a D.F.O., de 22 años, por un delito de agresión sexual y otro de provocación sexual. La víctima del delito de agresión es un menor de 10 años, mientras que en el de provocación sexual se suma como víctima otra menor de 13 años. Los dos menores son hijos de la actual pareja del hermano del acusado.

Acusado Sexual


La pena se ha establecido después de que el acusado haya reconocido su culpabilidad y el Ministerio Fiscal haya contemplado como atenuantes el que se trata de una persona que presenta una anomalía psíquica con alteración de la percepción desde el nacimiento. Además, el Ministerio Público ha pedido que se le impongan siete años de alejamiento y prohibición de comunicación con las víctimas, junto a otros cinco años de libertad vigilada con la obligación de realizar talleres formativos. No hay indemnización en concepto de responsabilidad civil puesto que la madre de los niños no ha ejercido la acusación ni ha reclamado cantidad alguna. 


Los hechos juzgados y sentenciados por conformidad se remontan al año 2015 cuando el acusado, y siempre en casa de sus padres en un pequeño municipio de la comarca jiennense de La Loma, obligó a los menores a ver películas de contenido sexual explícito, mientras que al chico lo sometió a diversas prácticas sexuales, no así a la menor. Fue el colegio de los dos menores el que dio la voz de alarma y el que puso el caso en manos del Centro de Servicios Sociales de referencia que acabó llevando el caso hasta la Fiscalía de Menores. 


En lo que respecta al menor, las psicólogas han declarado en la vista que su testimonio era "creíble y sin fabulación" y que hizo lo que le decía el acusado porque éste le amenazaba con "hacerle daño". El estado de nerviosismo, agresividad y tristeza del pequeño fue lo que llevó al colegio a remitir el caso al Centro de Servicios Sociales para determinar qué es lo que estaba pasando en el núcleo familiar. El Ministerio Fiscal ha reconocido que el acusado presenta "bajo nivel intelectivo de manera sorprendente, que le afecta sin anular su capacidad volitiva y cognitiva", de ahí que haya reducido su petición inicial de ochos años y cuatro meses de cárcel a los dos años y cinco meses que finalmente se le ha impuesto. 


El hecho de que el acusado haya reconocido su culpabilidad y se haya conformado con la pena ha evitado que los dos menores, que ahora se encuentran fuera de la provincia de Jaén con un familiar, hayan tenido que prestar declaración por videoconferencia. No es la primera vez que el acusado y su familia se ven ante los tribunales por un episodio de similar naturaleza. El hermano del acusado se encuentra actualmente en prisión cumpliendo 16 años de cárcel por agredir sexualmente a la hija de su pareja sentimental cuando ésta tenía 13 años.