Investigadores de la Universidad de Jaén alertan sobre la alta incidencia del ciberacoso y de la existencia de sexting forzado entre el alumnado del campus

Según el Informe de Diagnóstico que han elaborado, un 66% de los estudiantes ha sufrido cibervictimización alguna vez en el último año, mientras que el 36% ha realizado sexting y un 2,5 % reconoce haber sido forzado o coaccionado a llevar a cabo sexting en esa misma franja de tiempo
|

Investigadores del grupo ‘Evaluación e Intervención Psicológica’ de la Universidad de Jaén (UJA) liderado por José Antonio Muela y miembros de la Red para la PROmoción de la salud mental y el bienestar EMocional en los jóvenes (Red PROEM), cuyo responsable es Luis Joaquín García, alertan sobre la alta incidencia del ciberacoso en dos de cada tres estudiantes, así como de la existencia de conductas de sexting en uno de cada tres, entre el alumnado de la Universidad de Jaén en sus dos campus.

Np Informe Sexting y ciberacoso (57) copia

Así se extrae del informe de diagnóstico que han llevado a cabo durante el pasado curso 2017/2018, a petición de la Unidad de Igualdad de la UJA con el objetivo de examinar la prevalencia de comportamientos de ciberacoso, sexting (envío de material propio con contenido sexual que puede ser consentido o forzado) y ciberacoso en la pareja entre los jóvenes que cursan sus estudios en la Universidad de Jaén y analizar las diferencias existentes por sexo.

La directora de la Unidad de Igualdad de la UJA, Matilde Peinado, ha presentado los datos del informe realizado junto a los tres autores de la investigación, Luis Joaquín García, José Antonio Muela yLourdes Espinosa, miembro del grupo de investigación de la UJA y de la Red PROEM. La muestra del estudio estuvo compuesta por casi 1.000 estudiantes de edades comprendidas entre 18 y 25 años, representativos del alumnado de la UJA en esa franja de edad.

Tras el análisis de los datos obtenidos, los investigadores indican que dos de cada tres universitarios encuestados, un 66%, han sido víctimas de ciberacoso al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. “Teniendo en cuenta el número total de estudiantes de la UJA en ese periodo de edad, ello apunta a que 7.631 estudiantes pueden haber sido cibervictimizados al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. De dichos datos se puede extrapolar que 1.641, uno de cada siete estudiantes, lo padecen de manera frecuente”, explica Luis Joaquín García.

En relación a la ciberagresión, un tercio de los universitarios encuestados (33,7%) reconoce que ha realizado ciberbullying al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. “En función del número de estudiantes de la UJA, esa cifra proyecta que casi 4.000 estudiantes han ejercido ciberagresión al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. De ellos, 365 estudiantes pueden haberlo ejercido más de 5 veces en el último año”, continúa José Antonio Muela.

Por lo que respecta al ciberbullying en la pareja, los datos del informe ponen de manifiesto que el 36,3 % de los encuestados que tenían pareja han sufrido alguna vez una conducta relacionada con la cibervictimización en el ámbito de la pareja a lo largo del último año. “Este hecho apunta a que 4.200 estudiantes pueden haber sufrido ciberacoso al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. De ellos, los datos extrapolados sugieren que 1.276 estudiantes pueden estar padeciéndolo bastantes veces o siempre”, desarrolla Lourdes Espinosa. En esa misma línea, el 27,6% de los universitarios indican haber perpetrado acoso online a su pareja al menos alguna vez durante el último año. “Un dato que esboza que 3.200 estudiantes pueden haber ejercido ciberacoso en la pareja al menos en alguna ocasión a lo largo del último año. De ellos, cerca de 500 estudiantes pueden estar perpetrándolo bastantes veces o siempre”, añade la investigadora.

En cuanto al sexting, los resultados muestran que un 36 % de los universitarios encuestados ha realizado sexting consentido al menos alguna vez a lo largo del último año. Con respecto al sexting forzado o bajo coacción, el 2,5 % de los encuestados reconocen haberlo sufrido al menos alguna vez a lo largo del último año. “Según esos números, se puede extrapolar que unos 4.168 estudiantes realizan sexting consentido y casi 300 estudiantes están siendo forzados a enviar fotos, videos o mensajes con contenido sexual sobre ellos alguna vez en el último año, lo que significa que esta conducta está presente en la comunidad universitaria. De ellos, más de 50 estudiantes, únicamente mujeres, pueden estar siendo coaccionadas bastantes veces o siempre a realizar sexting”, manifiesta Luis Joaquín García. Además, “el sexting forzado está relacionado con cibervictimización y acoso online dentro de la pareja”, añade José Antonio Muela.

Ante este tipo de situaciones, Matilde Peinado sostiene que “la Universidad tiene que estar a la vanguardia de la defensa de los valores éticos y del progreso social y detectar y erradicar todas aquellas conductas y acciones relacionadas con la violencia de género, y en general con la violencia y acoso en cualquiera de sus manifestaciones”. En ese sentido, la directora de la Unidad de Igualdad expone que en el Vicerrectorado de Estudiantes ya se han registrado denuncias de alumnos y alumnas que se sienten acosados en los grupos de whatsapp que se forman dentro de las aulas. Por ello, insiste en “la necesidad de hacer un ejercicio de reflexión que genere un cambio cultural, ideológico y político que acabe con la reproducción de conductas, mensajes y de actitudes que son un caldo de cultivo de la violencia de género a través de las redes sociales”.

Como futuras líneas de actuación, Lourdes Espinosa resalta la importancia de la formación y la prevención sobre el buen uso de las tecnologías de la información, facilitando a las jóvenes herramientas que les ayuden a hacer un uso responsable de las redes sociales, así como la necesidad de desarrollar e implementar protocolos de detección temprana e intervenciones psicoterapéuticas basadas en la evidencia para estas problemáticas aplicadas por profesionales sanitarios especialistas en salud mental.


El informe puede ser descargado en la página web de la Unidad de Igualdad o en el link disponible en www.redproem.es.