Un trabajo de las médicas residentes del Hospital Universitario de Jaén, Marina Gordillo y María Guerrero, es reconocido en el Congreso de la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos en París

​La comunicación científica, elegida como una de las mejores en el área de Neurointensivos, aborda la calidad de vida a largo plazo de los pacientes tras sufrir un traumatismo craneoencefálico grave que precisa de un ingreso inicial en la UCI
|

El trabajo científico 'Evolution of the functional situation after traumatic brain injury between two monitoring periods of 1 and 3-4 years' de las médicas residentes del Hospital Universitario de Jaén, Marina Gordillo y María Guerrero, ha sido reconocido como una de las mejores comunicaciones en el XXXI Congreso de la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos (ESICM 2018) que se celebró en París (Francia) desde el 20 al 24 de octubre.


Reconocimiento trabajo UCI Hospital de Jau00e9n 071118


Las médicas residentes Gordillo y Guerrero, ambas en cuarto año de residencia en el Hospital de Jaén, presentaron un trabajo, en el área de Neurointensivos del Congreso ESICM 2018, que analiza la calidad de vida a largo plazo de los pacientes tras sufrir un traumatismo craneoencefálico grave que precisaron de un ingreso inicial en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 


Entre un total de 1.569 estudios que formaron parte del congreso, el trabajo presentado por las residentes fue elegido entre los mejores en el área de Neurointensivos. En el congreso de ESICM, además del trabajo de estas médicas residentes, la UCI del Hospital Universitario de Jaén ha participado con la presentación de varias comunicaciones, las cuales han sido presentadas por médicos residentes del centro hospitalario jiennense.


Las médicas residentes, Marina Gordillo y María Guerrero, han ratificado en su trabajo que un amplio número de los pacientes ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos y presentan traumatismos craneoencefálicos, derivan en secuelas frecuentes y graves. Por ello, estas profesionales del Hospital Universitario de Jaén han centrado la investigación en la evolución de estos pacientes, los factores que influyen y las medidas para garantizar su mejora.

El estudio presentado en el congreso muestra que más del 90 por ciento de los pacientes ingresados en la UCI por traumatismo craneoencefálico grave y que son dados de alta del hospital, no han fallecido a los 3 o 4 años. Y de ellos, aproximadamente el 75 por ciento tienen buena situación funcional, llevan una vida normal o presentan una afectación leve que no les impide ser autosuficientes.


Asimismo, la comunicación ha evaluado si existe cambio en la situación funcional de los pacientes y en su calidad de vida tras un año de haber ingresado en la UCI. Después de realizar este análisis, el estudio ratifica que a los 3 o 4 años del ingreso, la situación funcional es mejor que al año del ingreso en un 25 por ciento de los pacientes con una mejoría importante de la calidad de vida. Además, las autoras del trabajo han concluido que la mejoría de los pacientes es mayor en los pacientes más jóvenes y en aquellos que al año todavía presentan un deterioro más importante.


Por último, el trabajo científico ha evaluado otros factores relacionados con la calidad de vida y la situación funcional de estos pacientes tras varios años del ingreso que van a ser de utilidad para seleccionar pacientes con los que se puede realizar acciones encaminadas a mejorar su situación y su calidad de vida.