La Junta organiza una jornada de formación sobre la respuesta coordinada para la atención a víctimas de accidentes de tráfico

Ana Cobo participa en la apertura de este encuentro con la participación de Policía Local, Guardia Civil, Emergencias 112 y sanitarios del 061, entre otros
|

Cerca de un centenar de profesionales implicados en la atención a víctimas de accidentes de tráfico participan durante el día de hoy en un jornada de trabajo bajo el título ´Una respuesta coordinada por la seguridad´, que organiza la Junta a través de Emergencias 112 Andalucía en Jaén y el 061. Este encuentro ha sido abierto por la delegada del Gobierno, Ana Cobo, que ha estado acompañada por la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, además de por la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño.

622E0A53 632B 42C1 8A39 F3903A9CAB90


“Los accidentes de tráfico son una tragedia de la época moderna, con muchas víctimas anuales, por lo que resulta fundamental la coordinación de los dispositivos de emergencia a la hora de intervenir. La atención y respuesta debe ser muy rápida porque nos estamos jugando la vida de las personas”, ha subrayado Cobo ante la presencia de efectivos de la Policía Local, Guardia Civil, además de profesionales de Emergencias 112 y sanitarios del 061, entre otros.


“Tenemos unos equipos de profesionales que trabajan muy bien, pero siempre se puede mejorar, sobre todo cuando abordamos situaciones de mucha tensión y por eso la necesidad de esta jornada, con ponentes muy cualificados como el fiscal delegado de Seguridad Vial para Andalucía, Luis Carlos Rodríguez”, ha insistido Cobo, quien ha recordado que en el año 2017, la asistencia a los accidentes de tráfico supuso una causa frecuente de solicitud de atención a los Centros de Coordinación de Emergencias con 4.179 llamadas, de un total cercano a las 40.000.


Con la presencia también del jefe de servicio de Protección Civil, Juan Olivares, y de la directora provincial de 061, María Paz Carmona, la jornada tiene por objeto analizar medidas que mejoren la actuación para avanzar en la calidad de la atención conjunta al paciente afectado por estos accidentes. Se trata así de una oportunidad para que todos los profesionales implicados puedan conocer de primera mano y de los propios intervinientes sus actuaciones y competencias, con el fin de seguir ayudando y colaborando para buscar elementos de mejora y poner en marcha cambios que permitan adecuar, aún más si cabe, su labor conjunta.