Reunión para analizar el dispositivo de seguridad y control laboral de la campaña de aceituna

La subdelegada del Gobierno destaca la magnífica labor de la Guardia Civil en la campaña anterior que recuperó el 62% de la aceituna sustraída
|

Hoy se ha celebrado en la Subdelegación del Gobierno una reunión para analizar los preparativos del dispositivo de seguridad y control laboral para la próxima campaña de recolección de aceituna que se pondrá en marcha a lo largo del próximo mes de noviembre, coincidiendo con el inicio de la recolección. La subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, quien ha presidido la reunión, confía en que la campaña se desarrolle sin contratiempos, como viene ocurriendo en los últimos años.


04C1B9B7 2D5C 492F BD45 47FEFF0F32B3

Junto a la subdelegada del Gobierno han asistido al encuentro la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Ana Cobo, responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia, Inspección de Trabajo y representantes de las organizaciones agrarias.


Catalina Madueño ha confirmado que en los servicios de seguridad participarán todas las fuerzas disponibles de la Guardia Civil, 650 efectivos más 150 de tráfico, que además de su presencia en el campo, prestarán especial vigilancia en las almazaras y puestos receptores de aceituna, además de controlar los transportes de aceituna. Estas fuerzas se verán reforzadas con los dos equipos ROCA (patrullas de lucha contra robos en el campo) que, integrados por cinco miembros cada uno, tienen su base en Úbeda y Martos. Así como la policía adscrita de la Junta de Andalucía. También participará en este servicio, en las zonas de su ámbito, la Policía Nacional, pidiéndose asimismo a los ayuntamientos la colaboración de la Policía Local.


La subdelegada ha calificado como eficaz la actuación de las fuerzas de seguridad en la prevención y resolución de los robos de aceituna, como revela el dato de que en la pasada campaña la Guardia Civil consiguió recuperar 187.634 kilos de los 300.537de los que se había denunciado su sustracción. Esto supone un 40% menos de aceituna sustraída con respecto al año anterior.


Catalina Madueño pide la colaboración de los agricultores para evitar los robos; por un lado alertando a las fuerzas del orden si observan movimientos sospechosos y, por otro, recomendando a los propietarios que extremen la cautela si tienen que dejar en el campo la aceituna recogida, evitando dejarla en lugares muy visibles y de fácil acceso. 


Por lo que respecta a la rebusca, se ha visto como fecha más probable el día 1 de marzo, con la posibilidad de modificar la fecha según transcurra la campaña. Se ha recordado que se mantendrán los controles en las almazaras y puntos de compra de aceituna, que habrán de disponer de un libro de registro de recepción de aceituna y que, además, el transportista pondrá a su disposición la documentación precisa sobre la carga, como la guía conduce, la procedencia del fruto y la autorización del propietario de la finca, si ésta procediera de rebusca.


De lo que se trata es de que “no haya ni un kilo de aceituna que no esté debidamente documentado”, como ha señalado Catalina Madueño. De manera paralela la Inspección de Trabajo realizará en las explotaciones agrarias sus habituales tareas para evitar que en los tajos se produzcan casos de contratación irregular de trabajadores y de utilización de maquinaria sin las correspondientes medidas de seguridad. Esta labor inspectora, a pesar de tener un efecto más preventivo que sancionador, está generalizando entre los propietarios la exigencia legal de contratar de forma regular a sus empleados. 


De hecho de las aproximadamente 350 inspecciones que en el año anterior se llevaron a cabo no se encontró ninguna situación irregular. En esta campaña Inspección de trabajo destinará para realizar estas inspecciones a 12 inspectores y 10 inspectoras.