Un error condena al Jaen Paraíso Interior de ganar al Inter Movistar en el IFEJA

4.000 personas abarrotaron el pabellón provisional instalado en IFEJA quienes presenciaron el empate ante el Inter Movistar​
|

Se fue de nuevo una victoria ante Movistar Inter y en el último suspiro de nuevo. Un gol de Humberto a cuatro segundos del final y las paradas prodigiosas de Herrero evitaron que Jaén venciese por primera vez como local a los interistas.


JAEN INTER


Hubo minutos de tanteo en el IFEJA. Ya fuese por lo desconocido de la pista o por el respeto existente entre ambos, lo cierto es que tanto amarillos como azulones tuvieron en los primeros tres unos minutos de acercamiento y poco susto. Hasta que se sobrepasó esa barrera temporal. Ricardinho fue el primero en avisar pero la más clara hasta el momento llegó en una preciosa jugada jienense que culminó Michel a bocajarro. Tremenda la mano de Herrero que impidió el gol.


No pudo hacer nada sin embargo el meta del Inter en el siguiente intento jaenero. La primera jugada a balón parado de la que dispuso el cuadro de Dani Rodríguez fue para adentro. Mauricio para Carlitos y este la puso en la escuadra para delirio de la 4.000 personas que abarrotaron el pabellón provisional instalado en IFEJA. Estaba mejor Jaen y eso se pudo confirmar cuando se llegaba al ecuador de la primera parte y el peligro solo vestía de amarillo. De hecho, cuando aún faltaban once para el final, Ángel Bingyoba se sacó de la chistera un latigazo con la zurda para hacer el segundo.


Los intentos de los madrileños se reservaban para las acciones de estrategia o los disparos lejanos pero aún así las pocas veces que se acercaron a la portería de Espíndola este se mostró más que solvente. Se calmó el ritmo del encuentro lo que le sirvió a los visitantes para meterse aún más en el mismo aunque las ocasiones siguieron siendo principalmente favorables a Jaén. De hecho Herrero obró su segundo milagro, esta vez a tiro a portería vacía de Campoy, para mantener a los suyos con vida. Solo el portero de los interistas tuvo argumentos para librarse de la bronca de Velasco en el descanso. 


Se llegó al mismo con el dos a cero favorable a Jaén pero nada más volver del mismo Inter enseño sus garras con una falta al mismo borde del área que tuvo que acabar despejando Ricardinho. Dicen que no hay dos sin tres y llegó el trío de paradas salvadoras de Herrero. Esta vez fue Michel que se encontró con él bajo palos. La intensidad no disminuyó ni un ápice pero sí que se bajó la frecuencia de ocasiones, todo ello con un control constante por parte de nuestro equipo.


Herrero estaba siendo el protagonista absoluto del encuentro a pesar del gran partido de Jaén y lo demostró con una nueva gran parada ante la picadita, en el mano a mano, de Mauricio. También contó el madrileño con la ayuda de los postes que acto seguido evitaron que entrase el testarazo de Alan Brandi. Decidieron de nuevo aparecer los colegiados para tratar de rescatar a Inter obviando una falta de libro sobre el argentino en la línea del área enemiga.


No aguantó más Velasco y a ocho para el final decidió que solo el portero-jugador le sacaría de del embrollo en el que andaba metido su equipo. Le salió bien la jugada a los interistas porque, a cuatro minutos para el final, Ricardinho redujo la distancia en el marcador con un disparo desde el segundo palo. Aguantaba bien la defensa jienense tras el tanto e incluso se llegó a celebrar la victoria en cierta parte del graderío de IFEJA pero de nuevo fue injusto el fútbol sala con los amarillos. Humberto, a solo cuatro segundos del final, empujó un balón rebotado para llevarse algo de tierras olivareras.