El Instituto de Estudios Giennenses dedica el nuevo número de su Boletín a la memoria de Vicente Oya

Cronistas de la provincia recogen en diferentes artículos sus vivencias con el que fuera Cronista Oficial de la provincia de Jaén, fallecido en 2016
|

El Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Diputación ha presentado hoy un nuevo número de su Boletín, el 217, dedicado a la memoria de Vicente Oya Rodríguez. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha participado en la presentación de esta publicación, un acto en el que también han intervenido la directora del IEG, Adela Tarifa; el director de este Boletín, Luis Garrido; y Vicente Oya Jiménez, hijo del homenajeado, y al que igualmente han asistido numerosas autoridades. “Es complicado definir a Vicente Oya a través de una profesión u ocupación, dado que sus quehaceres fueron innumerables; por eso es más fácil reconocerlo a través de los valores y principios que lo guiaron durante su vida: disposición, sencillez, solidaridad, bondad y un profundo amor por su tierra y por quienes viven en ella. Son los valores que se reflejan en los artículos que amigos y compañeros le dedican en estas páginas”, ha destacado Reyes sobre el que, entre otras responsabilidades, fuera Cronista Oficial de la provincia de Jaén, fallecido en 2016. 



20180905 Boletu00edn del IEG dedicado a Vicente Oya (2)


En este primer acto del IEG del nuevo curso académico ha visto la luz el último número boletín del IEG, que cuenta con más de 500 páginas y en el que han colaborado 18 autores. Este volumen se abre con una aproximación a la vida y obra de Vicente Oya firmada por José Manuel Troyano, cronista oficial de Bedmar y Garcíez, así como autor de una biografía presentada en febrero. Además, cronistas de diferentes municipios de la provincia recogen en esta publicación algunas de sus vivencias con el homenajeado: Sebastián Barahona, cronista de Mengíbar; Manuel López Fernández, de Villanueva del Arzobispo; Domingo Murcia, de Alcalá la Real; o Teresa Murcia, de Frailes. 


“En estos textos se ofrece un reconocimiento que da continuidad al que ya tuvo en vida”, ha señalado Reyes sobre la publicación de este boletín, que se enmarca en el programa de actividades desarrollado a lo largo del último año con el objetivo de rendir tributo a Vicente Oya. En total, más de una veintena de propuestas realizadas por las instituciones y colectivos a los que el homenajeado estuvo vinculado: desde la Diputación y el IEG hasta el Colectivo de Investigación de Sierra Mágina (CISMA), la Asociación de la Prensa de Jaén, la Asociación Provincial de Cronistas “Reino de Jaén”, la UJA o la Real Sociedad Económica de Amigos del País. “Un programa diseñado a la medida de Vicente Oya”, ha precisado Francisco Reyes sobre esta programación, que ha incluido conferencias, la edición de publicaciones y la realización de jornadas. 


Por su parte, el hijo de Vicente Oya ha expresado “el sentimiento que me produce que este libro se dedique a la memoria de mi padre, dada la relación y el cariño que mi padre tenía al IEG”. “Estoy seguro de que si estuviera aquí estaría feliz y emocionado por ver a toda esta gente amiga recordando su persona y su andadura en el ámbito cultural jiennense, por el que siempre ha apostado y al que ha dedicado toda su vida”, ha apostillado. En esta línea, la directora académica de este organismo autónomo de la Diputación ha recalcado que “se trata de una obra emblemática, entre otras cosas porque está dedicada a quien tanto trabajó por el IEG”, un libro que “contribuirá a que Vicente Oya, que no será fácil de olvidar, se quede más aún en la memoria de nuestra institución”.


Por último, Luis Garrido ha sido el encargado de desgranar el contenido de los diferentes artículos que conforman esta publicación, a cuyos autores ha agradecido su colaboración. Para el coordinador de esta obra, es “un volumen grande, que incluye artículos personales sobre Vicente Oya y las temáticas que abordó en su vida profesional”, y ha concluido indicando que “en definitiva, es una aportación a la figura de Vicente Oya y a su recuerdo”.