Calificada como apta para consumo humano el agua que abastece a 13 núcleos de El Condado

El agua fue calificada como no apta y ha mantenido a la ciudadanía 25 días sin ella, obligando a no ingerir ni a utlizar el agua para la elaboración de alimentos​
|

En el día de hoy se ha calificado como apta para consumo humano el agua que abastece a los 13 núcleos de población de la comarca de El Condado que se vieron afectados por la prohibición del consumo humano de agua realizada por la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales el pasado 13 de julio tras detectarse una concentración superior a los límites permitidos de trihalometanos (THMs).


En concreto, los núcleos de población afectados han sido los de Montizón, Aldeahermosa, Venta de los Santos, Chiclana de Segura, El Campillo, Camporredondo, Los Mochuelos, Santisteban del Puerto, Navas de San Juan, Castellar, Sorihuela del Guadalimar, Arquillos y El Porrosillo.



Restriccionagua


La declaración como agua no apta para el consumo humano, que se ha mantenido vigente durante los últimos 25 días, ha obligado a la ciudadanía de los 13 núcleos de población afectados a no ingerir ni utilizar el agua para la elaboración de alimentos, aunque sí se ha podido usar para higiene personal y limpieza doméstica porque no entrañaba ningún riesgo para la salud.


Tras la declaración de la aptitud del agua para consumo humano, la Consejería de Salud ha trasladado al gestor de la Estación de Tratamiento de Agua Potable que debe mantener las medidas correctoras aplicadas y las condiciones de tratamiento con el fin de que las concentraciones de trihalometanos se mantengan en los niveles más bajos posibles y siempre por debajo de los límites establecidos en la normativa sanitaria de aplicación. Asimismo, la Consejería de Salud ha solicitado al gestor en alta que cualquier modificación de las actuales medidas correctoras o de las condiciones de tratamiento, así como de aquellas que se vayan implementando con arreglo a los compromisos adquiridos, deben ser comunicadas con antelación a la Delegación Territorial de la Consejería de Salud.


A partir de ahora, se establece una nueva frecuencia analítica tal y como establece el Reglamento de Vigilancia Sanitaria y Calidad del Agua de Consumo Humano de Andalucía. El gestor en alta, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, debe realizar tres análisis semanales (lunes, miércoles y viernes) en las cuatro infraestructuras en las que se viene realizando el seguimiento y evolución, durante los meses de agosto y septiembre. El gestor en baja, SOMAJASA, deberá realizar un análisis semanal en un punto representativo de la red durante los meses de agosto y septiembre.