Los socialistas denuncian la pasividad del Ayuntamiento en dedicar las plazas de los Naranjos y Cruz de Rueda a Miguel Hernández y José Román

Manolo Fernández critica el silencio cómplice de Márquez con el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica
|

El PSOE denuncia que el alcalde, Javier Márquez, está dando “una larga cambiada” con las peticiones de dedicatoria de la Plaza de Los Naranjos para el poeta Miguel Hernández y el cambio de nombre de la de Cruz Rueda para su dedicatoria al maestro José Román, un gran baluarte del movimiento asociativo de la ciudad y defensor del casco antiguo.


JAEN.FACHADADELAYUNTAMIENTO


El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, ha lamentado el retraso que ambas peticiones está sufriendo. “Es injustificado de todo punto, porque se trata de dos acuerdos plenarios aprobados con el beneplácito de los grupos políticos y porque son peticiones respaldadas por colectivos sociales, vecinales y personas de reconocido prestigio de la ciudad. No se explica que Márquez se haya puesto de perfil con estas propuestas”.


El portavoz señala que tampoco se entiende que otras peticiones posteriores hayan prosperado y sin embargo estas dos propuestas “sigan durmiendo el sueño de los justos en el cajón del alcalde desde hace dos años. No se entiende a menos que busquemos el denominador común de ambas iniciativas, que es el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en un caso y el reconocimiento a un poeta y periodista incómodo para el Franquismo en el otro”.


Así, detalla que desde febrero de 2016 está pendiente el reconocimiento a la figura de José Román Grima, maestro de Primaria fallecido en 2015, articulista, escritor, pluma de las famosas “Chilindrinas” que por San Lucas hacen un repaso irónico a la actualidad municipal. Impulsor de la asociación “Arco del Consuelo” fue también muy activo en su compromiso con las ONG, en especial “Quesada Solidaria”, donde alentó un programa de apadrinamiento de centros educativos de Jaén con colegios de Guatemala y Nicaragua.


En julio de 2017, un grupo de representantes de colectivos como la coordinadora de ONG para la Cooperación y el Desarrollo, Quesada Solidaria, Iuventa, miembros del colectivo cultural “Metáfora”, de la editorial Líberman, que ha fallado los primeros premios literarios dedicados a Román, y también representantes vecinales de Arco del Consuelo y la Asociación de vecinos de La Merced se unieron a los grupos municipales del PSOE y de Jaén en Común para reclamar que la plaza dedicada a Ángel Cruz Rueda, depurador de maestros durante el franquismo pasase a llevar el nombre de José Román.


Por otra parte, varios colectivos sociales y culturales de Jaén, encabezados por Círculo Ánimas, consiguieron hace ya un año que su petición de dedicar la Plaza de los Naranjos al poeta Miguel Hernández fuese atendida en pleno. La propuesta, coincidente además con el 75 aniversario de su muerte, sigue sin haberse llevado a efecto, de tal manera que en la plaza la placa oficial del Ayuntamiento de Jaén sigue sin incluir la dedicatoria al poeta. Círculo Ánimas colocó con sus medios materiales y económicos una en recuerdo a la figura del poeta, pero el acuerdo plenario de la plaza de los Naranjos sigue intacto.


Manolo Fernández lamenta que Javier Márquez retenga estas dos propuestas. “no valen medias tintas. Debería decir por qué no prosperan estas iniciativas y más cuando hemos visto que cuando se trata de incumplir la Ley de Memoria Histórica, como ha ocurrido con el cambio de nombre de la Universidad Popular, todo ha ido a un ritmo vertiginoso. Desde luego, la situación tiene un tufo sectario y de otro tiempo que no es propio de un ayuntamiento democrático y de un alcalde que quiere aparentar una apertura y un desmarque de las ideas de su partido”.