El Museo Arqueológico Nacional se suma al reconocimiento de la Cámara de la Necrópolis de Toya de Peal de Becerro

Ana Cobo asiste en Madrid a la presentación de la muestra que se podrá ver hasta junio por su primer centenario como Monumento Histórico Artístico
|

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) celebrará, hasta el mes de junio, el primer centenario como Monumento Histórico Artístico de la Cámara Sepulcral de la Necrópolis Ibérica de Toya, localizada en Peal de Becerro. Lo hace con una muestra de varias piezas que suelen estar guardadas y que ahora se exponen en la llamada 'Vitrina CERO', un espacio creado en octubre de 2017 que exhibe objetos que complementan las exposiciones permanentes del MAN.


Cobo Cu00e1mara de Toya Museo Arqueolu00f3gino Nacional



La delegada del Gobierno en Jaén, Ana Cobo, el vicepresidente de la Diputación de Jaén, Manuel Fernández, y la alcaldesa de Peal del Becerro, Ana Rubia, han intervenido en el acto institucional organizado esta mañana en Madrid con motivo de esta celebración. También han participado la delegada de la Junta de Andalucía en Madrid, Candela Mora, y el director del MAN, Andrés Carretero, además del arqueólogo, Manuel Molinos, de la Universidad de Jaén. Entre el público asistente, una representación de la Asociación Amigos de los Íberos y de vecinos de Peal de Becerro. “Que el Museo Arqueológico acoja este acto y se una a esta conmemoración supone ampliar los horizontes del conocimiento de nuestra importante cultura íbera, es tender otro puente entre nuestro pasado y el futuro”, ha destacado Ana Cobo, quien ha hecho hincapié en la colaboración entre instituciones para poner de relieve la valía de la cultura íbera y de su importancia en la provincia de Jaén.



Por ello, Cobo ha indicado durante su intervención que la Cámara de Toya ha sido y seguirá siendo uno de los principales exponentes de un extraordinario legado histórico, distinguiéndose por su gran aportación al conocimiento de los ritos funerarios del pueblo íbero. “El Gobierno andaluz apuesta por este tesoro arqueológico, reconocido desde siempre, pero que ahora más que nunca, tenemos que hacerlo visible y suscitar interés para su aprovechamiento cultural y turístico”, ha subrayado.



Por su parte, Manuel Fernández ha incidido en la importancia del descubrimiento de la Cámara de Toya, “inicio del próspero camino recorrido hasta identificarnos en el panorama nacional e internacional como un enclave con un patrimonio arqueológico íbero extraordinario y único”. En ese sentido, el diputado provincial ha hecho referencia a actuaciones como el Museo Íbero, la creación del Instituto Andaluz de Arqueología Ibérica o el Viaje al Tiempo de los Íberos; iniciativas que conforman “uno de los proyectos culturales más importantes de la provincia”.



14 PIEZAS SELECCIONADAS


La dirección del Museo ha seleccionado 14 piezas que ha calificado de "esenciales" debido a su importancia. En este caso, se centra en la importancia de los ajuares en las necrópolis íberas con lo que se pueden ver cráteras, urnas globulares, cuencos y un broche de cinturón. Se trata de la colección de más de 1.000 objetos que llegó al museo entre los años 1919 y 1922, poco después de que fuera descubierto este yacimiento, por casualidad, en 1908.



La cámara sepulcral está datada a principios del siglo IV antes de nuestra era y acogió el enterramiento de "un personaje regio" junto a otras personas vinculadas a su figura, que fueron enterradas con posterioridad, tal y como lo demuestra la amplia cronología de los ajuares que se han encontrado. El enterramiento está considerado como uno de los mejores ejemplos en la arquitectura funeraria íbera.




Junto a los enterramientos, también se hallaron tres cráteras (vasijas que se utilizaban para mezclar vino con agua), tres cajas de piedra, cerámica ibérica, restos de armas, elementos de ruedas y una escultura de un animal. Además de las piezas expuestas en 'Vitrina CERO', hay otras que forman parte de la exposición permanente del MAN y que se pueden contemplar en las salas 10, 11 y 13.