El Grupo Socialista pide que quede sin efecto el acuerdo plenario en el que se daba luz verde al cambio de nombre de la UPM

​Con la aprobación del cambio de nombre, el PSOE entiende que "resulta evidente el afán del consistorio jiennense en homenajear la figura de quien fuera alcalde de Jaén durante el periodo franquista"
|

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Jaén ha pedido en un escrito de alegaciones ya registrado la rectificación del acuerdo plenario de fecha 27 de febrero de 2018 que daba luz verde al cambio de nombre de la Universidad Popular Municipal de Jaén (UPM) que pasaría a llevar el nombre del alcalde franquista Ramón Calatayud.



Sede upm


En el escrito, el PSOE pide que se deje sin efecto el citado acuerdo y se mantenga la denominación original Universidad Popular Municipal de Jaén por contravenir lo preceptuado en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura, e igualmente contraviene la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía. 


Con la aprobación del cambio de nombre, el PSOE entiende que "resulta evidente el afán del consistorio jiennense en homenajear la figura de quien fuera alcalde de Jaén durante el periodo franquista y, por tanto, de quien desde la alcaldía presidencia designada por los órganos de la Dictadura, avalase y defendiese de forma tangible y evidente el régimen que sustenta su designación y el ejercicio de su actividad como regidor". 


La decisión adoptada inicialmente por el pleno, y a la que se opusieron tanto el grupo socialista como el de Jaén en Común, es "contraria a la Ley" y "puede ocasionar graves perjuicios para el Ayuntamiento y para la ciudad, al margen de los perjuicios y daños morales que ya ocasiona a una gran parte de la ciudadanía jiennense". 


Añaden que la responsabilidad de rectificar el acuerdo adoptado en sesión plenaria corresponde al pleno de la corporación a propuesta del equipo de gobierno, puesto que "éste fue quien avocó a la Corporación, sin poner a su disposición todos los elementos de juicio y cuestiones legales sobre el asunto, a la adopción de un acuerdo que contraviene la ley". También apuntan que con el cambio de nombre "se está causando un grave perjuicio a la imagen de nuestra ciudad por cuanto con esta acción se está ensalzando la figura de un dirigente político preconstitucional, al margen de carecer vinculación alguna con una institución, como es al UPM, que ni siquiera existía en el momento en que ejerció el poder político sobre la ciudad y los ciudadanos de Jaén, ya que la UPM fue creada en el periodo democrático".