El centro comercial Jaén Plaza obtiene la autorización ambiental unificada

​Esta figura autonómica de intervención ambiental integra en una resolución única la evaluación de impacto ambiental y las distintas autorizaciones y exigencias ambientales
|

El proyecto del futuro centro comercial Jaén Plaza ha obtenido ya la autorización ambiental unificada (AAU) por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, uno de los últimos requisitos que se necesitaban para que el Ayuntamiento pudiera comenzar a dar licencias para levantar las distintas naves que conformarán este nuevo espacio situado en Las Lagunillas.



Jaen plaza



El principal objetivo de la AAU es prevenir, evitar o, cuando esto no sea posible, reducir en origen la producción de residuos, las emisiones a la atmósfera, al agua y al suelo a través de un enfoque integrado y evaluación global de las incidencias ambientales de las actuaciones sometidas a la misma. Esta figura autonómica de intervención ambiental integra en una resolución única la evaluación de impacto ambiental y las distintas autorizaciones y exigencias ambientales. 


El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha indicado que, una vez obtenida la AAU, lo último que falta para empezar con las licencias municipales es un informe de Comercio, también de la Junta de Andalucía, que es preceptivo, pero no vinculante. "Una vez que tengamos ese último informe, podemos empezar a dar licencias", ha indicado Márquez. Las primeras, por ser los proyectos más avanzados, serán para Decathlon y Leroy Merlin. 


Las obras de urbanización del sector donde se construirá el centro comercial Jaén Plaza, promovidas por el Grupo Alvores, avanzan según los plazos previstos. Su finalización se prevé en el último trimestre de este año y, dado que la edificación de la primera fase (el parque de medianas) se ejecutarán de forma paralela, la apertura al público de esta parte se estima también para el próximo otoño.


El Jaén Plaza se ubicará sobre un suelo de más de 140.000 metros cuadrados junto a la Universidad y el Hospital Neurotraumatológico. Cuenta en total con una superficie comercial de 80.000 metros cuadrados distribuidos en más de 120 locales para establecimientos comerciales, de restauración y de ocio. En torno a un aparcamiento compartido de grandes dimensiones, el complejo integra dos espacios comerciales diferenciados y complementarios: un parque comercial con grandes establecimientos exteriores y un centro comercial cubierto desarrollado en un edificio de tres plantas: una de sótano destinada a aparcamiento gratuito de clientes, planta baja destinada fundamentalmente a moda y complementos, y, por último, la planta alta en la que se desarrollará el ocio (cines) y la zona de restauración del complejo. 


En total, el recinto, ofrecerá 2.700 plazas de aparcamiento de acceso gratuito para clientes, 1.200 de ellas ubicadas en un extenso aparcamiento subterráneo destinado a los visitantes de los establecimientos ubicados en el centro comercial. Alvores ha resaltado que el parque comercial contará con operadores de reconocido prestigio entre los que han formalizado su incorporación Leroy Merlin, Decathlon, Worten, Lidl, Mc Donalds, Foster's Hollywood, Tiendanimal, Norauto, KFC, C&A, Max Colchón, Sofa Store y Fuel Express. 


Además, como principal novedad respecto a las firmas que integrarán el centro comercial, ha citado la incorporación formal al proyecto de Inditex. El grupo implantará sus marcas Zara, Stradivarius, Zara Home, Massimo Dutti, Oysho, Berska y Pull&Bear. Igualmente, se ha formalizado recientemente la presencia de Primor, Mayoral, Décimas, Inside, Polinesia, Juguettos, Soloptical, The Phone House y Deportes Base. 


SUSPENSIÓN DEL PGOU


Tras la reciente declaración de nulidad del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Jaén dictada en una sentencia por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el gobierno local (PP) trata de ganar tiempo para avanzar en el proyecto del Jaén Plaza, en tanto en cuanto el fallo judicial todavía no es firme y cabe la posibilidad de recurso.


Por lo pronto, el Ayuntamiento de Jaén ha alegado indefensión y ha pedido al TSJA estar personada en la causa. Según el alcalde, hasta el grupo inversor almeriense que interpuso el recurso que ha dado lugar a la sentencia de nulidad, ha reconocido la indefensión del Ayuntamiento. Falta el pronunciamiento del TSJA que, si estima la indefensión, conllevaría retrotraer las actuaciones judiciales y por tanto ganar más tiempo para que el proyecto siga avanzando. 


"La empresa demandante ha dicho que efectivamente nos ha generado indefensión y vamos a seguir hasta el final", ha indicado Márquez. También relacionado con la nulidad del PGOU, pero ya no sólo referido al Jaén Plaza, el alcalde ha denunciado públicamente que la Dirección General de Urbanismo de la Junta de Andalucía "está parando de hecho tramitaciones, cosa que a mí me molesta mucho porque la Junta de Andalucía tiene una sentencia que no es firme y mientras no lo sea el plan vigente es el del 2014". "Ahora mismo tenemos los perjuicios de no tener un plan de 2014 ni el de 1996 por el miedo de la Junta a no saber qué hacer", ha señalado Márquez, al tiempo que ha subrayado que se trata de "un problema inadmisible". 


Sobre el futuro que se abre, Márquez ha indicado regresar al PGOU de 1996 es una opción "demencial" porque "no se puede estar el día de mañana con un PGOU que se vaya resolviendo a base de modificaciones puntuales porque eso es una chapuza y eso es carne de especuladores, además de dar lugar a un urbanismo a la carta, a golpe de especuladores". 


El alcalde ha señalado que hoy por hoy es consciente de que la solución "tarde o temprano" será la de ir a un nuevo PGOU, pero para eso "necesitas una ley nueva y eso no va a estar hasta finales de 2019 o principios de 2020" ya que es la comunidad autónoma la que tiene que adaptarse a la nueva normativa comunitaria para que así no se vuelva a echar para atrás el planeamiento de la ciudad. 


Comparte que la situación a la que se ha llegado genera "inseguridad jurídica" porque aleja inversores y proyectos para la ciudad. Lo peor, según Márquez, es que "esta inseguridad no se va a resolver en bastante tiempo y al final habrá que ir a un plan nuevo y eso como mínimo son dos mandatos". No es Jaén la única ciudad que ha visto su PGOU anulado por sentencia judicial como consecuencia de que algunas normativas, entre ellas la andaluza, no se ha adaptado a la normativa europea. "Los ayuntamientos somos los perjudicados porque hicimos todo como se nos pedía desde la comunidad autónoma y me parece una frivolidad que la Junta no tenga preparadas herramientas para solventar eso porque al final lo pagamos los ayuntamientos que hemos hecho nuestros deberes".