Rajoy anuncia un quinto proyecto del Plan de Carreteras, una autovía entre la provincia y Albacete por 692 millones

​El jefe del Ejecutivo avanzó esta quinta actuación de las veinte que incluirá el plan durante su visita precisamente a unas obras de carreteras en Albacete
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado un quinto proyecto del plan extraordinario de carreteras de 5.000 millones de euros que se acometerá con capital privado, el correspondiente a la construcción y mantenimiento de cinco tramos de la autovía A-32 entre Jaén y Albacete, que supondrán una inversión de 692 millones de euros.


Rajoy carreteras


El jefe del Ejecutivo avanzó esta quinta actuación de las veinte que incluirá el plan durante su visita precisamente a unas obras de carreteras en Albacete. En concreto, el quinto contrato del plan supondrá construir cinco nuevos tramos de la A-32 entre Linares (Jaén) y Albacete, que sumarán 90 kilómetros de longitud, con el fin que sustituya al trazado actual de la carretera nacional N-322.


Rajoy aseguró que la nueva autovía constituirá una alternativa "más rápida, cómoda y segura", que evitará el tránsito del tráfico por núcleos urbanos. De esta forma, los cinco proyectos ya desvelados del Plan de Carreteras suman una inversión total de 2.422 millones de euros. El presidente del Gobierno desvela un nuevo contrato mientras Fomento ultima los trámites para licitar el próximo mes de mayo los dos primeros que se anunciaron. Se trata del contrato del Eje Norte-Sur de Murcia, una vía de 32,8 kilómetros de longitud y presupuestada en 305 millones de euros, y el tramo de la Autovía del Mediterráneo entre Crevillente (Alicante) y Alhama (Murcia), de 72,8 kilómetros y estimado en 626 millones.


Los contratos de estos dos nuevos tramos de carreteras serán así los primeros proyectos concesionales, esto es, que se abordarán junto con el capital privado, que salen a concurso en España en al menos una década, desde antes de la crisis. Los otros dos proyectos ya anunciados en los que se está trabajando para sacar su construcción también a concurso próximamente son la prolongación de la A-7 en Castellón, por 432 millones, y la ampliación de la A-52 entre Vigo y O Porriño, por otros 367 millones. 


ARRANQUE DEL PLAN CASI UN AÑO DESPUÉS 


Además, la licitación de los primeros contratos supondrá la puesta en marcha del Plan Extraordinario de Carreteras anunciado en julio de 2017 por el presidente del Gobierno y al que todas las grandes constructoras ya han manifestado su voluntad de concurrir. El plan contempla una inversión total de 5.000 millones a tres años con el fin de construir o mejorar unos 2.000 kilómetros de vías y posteriormente explotarlos y mantenerlos durante treinta años. 


El programa se costeará mediante el denominado sistema de pago por disponibilidad. En virtud de este modelo, las constructoras que se adjudican las obras adelantan los recursos necesarios para su construcción, que posteriormente recuperarán cobrando un canon anual de la Administración durante el periodo de explotación de la vía. No obstante, contará también con fondos europeos y financiación del BEI.