Marmolejo redacta un informe municipal que alerta del riesgo de derrumbe del castillo de la Aragonesa

​Según se ha informado desde el Ayuntamiento se trata de una construcción fortificada de origen islámico, también conocido como castillo de Bretaña, que tras la conquista se aprovechó para transformarlo en residencia palaciega
|

Los técnicos municipales del Ayuntamiento de Marmolejo (Jaén) han elaborado un informe técnico sobre el estado actual del castillo de la Aragonesa, declarado BIC, y en el que se alerta del "riesgo de derrumbe de algunas de sus partes.  El informe tiene como destinataria la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y el objetivo del mismo es instarla a continuar con el expediente abierto al propietario con la orden de ejecución de medidas de conservación. 


Castillomarmolejo


Según se ha informado desde el Ayuntamiento se trata de una construcción fortificada de origen islámico, también conocido como castillo de Bretaña, que tras la conquista se aprovechó para transformarlo en residencia palaciega. En su construcción se distinguen dos etapas diferentes: la primera de origen musulmán, en la que se ejecuta el fortín bereber, y la segunda, que corresponde al periodo cristiano, en la que se edificó la Torre del Homenaje del castillo rural que sustituyó al fortín.


Esta torre puede datarse a finales del siglo XIII o principios del XIV, y es una obra compleja, atribuible seguramente a un excelente arquitecto militar. Algunos de los muros de argamasa del castillo podrían ser de origen musulmán siendo reutilizados por la Orden de Calatrava para construir una fortaleza residencial. La Aragonesa es uno de los principales monumentos del patrimonio histórico de Marmolejo, un edificio que en el año 1985 fue catalogado como Bien de Interés Cultural BIC) debido a su riqueza arquitectónica. 


El edificio se ubica en la finca de un particular y, pese a ser BIC, "presenta un estado generalizado de falta de conservación y mantenimiento", tal y como asegura el informe técnico municipal. Este mismo documento "avisa del riesgo de derrumbe de algunas de sus partes, lo que ha llevado al Ayuntamiento a tomar cartas en el asunto, desde la primera solicitud que se envió en 2016 a la Delegación de Cultura de la Junta", tal y como ha explicado en un comunicado el concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Rafael Valdivia. 


El propio alcalde de la localidad, Manuel Lozano, ha asegurado que "se trata de un legado histórico muy importante y el deber del Ayuntamiento es trabajar por su conservación, de ahí que hayamos tomado cartas en el asunto ante la pasividad del propietario". Ha subrayado que una de las actuaciones más importantes que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Marmolejo es la recuperación y puesta en valor de su patrimonio histórico-artístico, entre las que se incluye la recuperación del balneario y su entorno. Precisamente, dentro de estas actuaciones de conservación del patrimonio se enmarca la elaboración de este informe técnico municipal.


Por su parte, Valdivia ha destacado el "exhaustivo" estudio que ha llevado a cabo el arquitecto municipal pretende evaluar el estado en el que se encuentra el castillo y que sirva de justificación técnica para que la Junta siga adelante con el expediente de responsabilidadpor conservación del patrimonio, que se abrió al propietario en 2016. "No dejaremos que un monumento histórico de tanta importancia para Marmolejo se derrumbe por la pasividad de la propiedad privada", ha indicado el concejal Rafael Valdivia.